jueves 20/1/22

Bagdad achaca a información de Inteligencia "inexacta" la muerte de 20 civiles durante una operación

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

Un total de dos drones han sido interceptados este martes en los alrededores de una base militar en el oeste de Irak usada por la coalición internacional liderada por Estados Unidos, según han confirmado las autoridades iraquíes.

La Célula de Seguridad de Medios, vinculada a las fuerzas de seguridad, ha indicado a través de su cuenta en la red social Twitter que los aparatos han sido derribados cerca de la base aérea Ain al Assad, situada en la provincia de Anbar. "No ha habido pérdidas", ha agregado.

El incidente ha tenido lugar un día después de que la coalición derribara dos drones con explosivos en los alrededores del aeropuerto de Bagdad, tal y como confirmó la propia coalición en un correo electrónico enviado a Europa Press. "No hubo víctimas", agregó.

El suceso del lunes coincidió con el segundo aniversario de la muerte del entonces jefe de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria iraní, Qasem Soleimani, en un bombardeo estadounidense en el aeropuerto de Bagdad.

Soleimani fue una de las víctimas de un ataque con drones perpetrado por Estados Unidos, entre las que figuró también Abú Mahdi al Muhandis, entonces 'número dos' de las Fuerzas de Movilización Popular (FMP) --una coalición de milicias progubernamentales iraquíes apoyadas por Irán--.

El bombardeo en Bagdad llevó al Parlamento de Irak a exigir la salida de las tropas internacionales del país, proceso finalizado en diciembre de este año con la retirada de las "tropas de combate" de la coalición internacional contra el grupo yihadista Estado Islámico, con lo que la misión pasará a unas funciones de asesoría y capacitación.

Por otra parte, el primer ministro de Irak, Mostafá al Kazemi, ha responsabilizado a una información de Inteligencia "inexacta" la muerte de 20 miembros de una misma familia durante una operación llevada a cabo la semana pasada en la provincia de Babil.

El suceso tuvo lugar durante una operación contra Rahim Kazem al Ghurairi, acusado de varios asesinatos, si bien su hermana denunció posteriormente que los muertos eran todos familiares del sospechoso, quien no figura entre los muertos.

Así, Al Kazemi ha subrayado que está siguiendo los detalles de la "sangrienta masacre" y ha resaltado que la Agencia de Seguridad Nacional tiene orden de investigar "el crimen" para "descubrir quién está implicado", según un comunicado publicado por su oficina a través de la red social Facebook.

El primer ministro ha reconocido "un defecto en el sistema de seguridad que permitió la transmisión de información de Inteligencia inexacta para propósitos personales, lo que causó la muerte de personas inocentes". Un total de catorce personas han sido detenidas hasta el momento.

Asimismo, ha ordenado el cese de los jefes de la Policía y de los servicios de Inteligencia en la provincia y ha exigido que ambos sean investigados, así como "llevar a todos los responsables de este crimen ante los tribunales para imponer las penas más duras contra ellos".

Saad Maan, jefe de la Célula de Seguridad de Medios, afirmó el domingo que los sospechosos podrían ser condenados a pena de muerte, mientras que el Consejo Supremo Judicial indicó el lunes que los informantes están siendo investigados por entregar "información de Inteligencia inexacta".

Derribados dos drones en los alrededores de una base usada por la coalición...