martes 30/11/21

Cientos de miles de etíopes salen a las calles para protestar contra la aproximación del TPLF a la capital

NAIROBI, 7 (DPA/EP) Cientos de miles de personas han salido este domingo a protestar a las calles de Etiopía como gesto de apoyo al gobierno ante el avance de las fuerzas rebeldes del Frente Popular para la Liberación de Tigray (TPLF), cada vez más cerca de la capital del país, Adís Abeba.

NAIROBI, 7 (DPA/EP)

Cientos de miles de personas han salido este domingo a protestar a las calles de Etiopía como gesto de apoyo al gobierno ante el avance de las fuerzas rebeldes del Frente Popular para la Liberación de Tigray (TPLF), cada vez más cerca de la capital del país, Adís Abeba.

Las protestas, organizadas por el gobierno, también fueron dirigidas contra países que han pedido el fin de la violencia. "No necesitamos interferencias del exterior", decían algunos de los carteles.

Las protestas tienen lugar en medio de un estado de emergencia y del llamamiento del Gobierno a la población y a militares retirados para que se levanten en armas contra el grupo, cuyos líderes aseguran que están a menos de 350 kilómetros de la principal ciudad del país.

Mientras tanto, siguen llegando a Adís Abeba cientos de desplazados de las regiones de conflicto del norte de Tigray, Amhara y Afar, solo para acabar siendo arrestados y expulsodas de la ciudad en vehículos militares. De hecho, la Policía confirmó el sábado a DPA la ejecución de una "operación de limpieza" para sacar a los desplazados de la ciudad.

El TPLF y la coalición de fuerzas que lidera, el Frente Unido de Fuerzas Etíopes Federalistas y Confederalistas tienen la misión de derrocar al primer ministro del país, Abiy Ahmed, en un vuelco a la ofensiva iniciada en noviembre por el Gobierno etíope contra la organización en la región de Tigray.

El conflicto comenzó el 4 de noviembre de 2020 cuando Abiy ordenó una ofensiva militar en represalia por el ataque a la base del Ejército en la capital de Tigray, Mekelle, tras meses de tensiones entre el TPLF y el Gobierno central en torno al aplazamiento de las parlamentarias, finalmente celebradas en junio y en las que Abiy logró una victoria aplastante ante los llamamientos al boicot y la falta de votación en varias zonas --entre ellas Tigray-- por la inseguridad.

Sin embargo, el TPLF logró importantes avances en junio que le permitieron recuperar Mekelle, tras lo que Abiy anunció un alto el fuego unilateral citando motivos humanitarios, rechazado por el grupo, que expandió su ofensiva a las adyacentes regiones de Amhara y Afar, haciendo temer una propagación de la guerra al resto del país.

Cientos de miles de etíopes salen a las calles para protestar contra la aproximación...