viernes. 19.04.2024

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

El canciller alemán, Olaf Scholz, ha mantenido este jueves una reunión con los líderes de los países bálticos, y ha reconocido que están "directamente afectados por las actividades militares" en el marco del aumento de tropas en la frontera con Ucrania.

"Todos somos conscientes de que los Estados bálticos están directamente afectados por las preocupantes actividades militares que Rusia está desarrollando tanto en la frontera con Ucrania como en Bielorrusia", ha asegurado Scholz en declaraciones antes de la reunión.

En este sentido, ha reiterado que la unión entre Alemania y los países bálticos, "socios cercanos, confiables y solidarios", es necesaria para "mantener la paz y la estabilidad" y "prevenir una guerra en Europa", según recoge un comunicado del Gobierno alemán.

"Nuestra posición al respecto es clara. Estamos unidos y decididos", ha trasladado Scholz en un encuentro con el presidente de Lituania, Gitanas Nauseda, la primera ministra de Estonia, Kaja Kallas, y el primer ministro de Letonia, Krisjanis Karins.

El canciller alemán ha acogido "con satisfacción" la posibilidad de nuevas conversaciones en Berlín bajo el formato de Normandía a nivel de asesores de política exterior. Scholz viajará a Kiev para reunirse con el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, a principios de la próxima semana y también se reunirá con el presidente ruso, Vladimir Putin, en Moscú.

RESPUESTAS DE LOS PAÍSES BÁLTICOS

El presidente lituano, Gitanas Nauseda, ha resaltado que "el compromiso de los aliados de aumentar las fuerzas militares en el flanco oriental de la OTAN envía una señal de unidad" y ha agregado que "las acciones de los aliados ahora deben estar dirigidas hacia una disuasión efectiva".

En este sentido, ha subrayado la necesidad de "crear las condiciones que hagan que la agresión militar contra Ucrania sea demasiado costosa (para Rusia)", una línea estratégica que "podría hacerse tanto aumentando las fuerzas militares en la región como previendo posibles sanciones por adelantado".

Por su parte, la primer ministra de Estonia, Kaja Kallas, ha subrayado que "la desescalada no puede venir a punta de pistola y a expensas de Ucrania", agregando que Estonia ofrecerá su appoyo "político y práctico" al país.

"Hoy es de suma importancia que sigamos defendiendo la arquitectura de seguridad europea existente y ejerzamos la unidad, la determinación y la paciencia estratégica. La diplomacia y el diálogo genuino tendrán una oportunidad solo en combinación con una disuasión creíble y una postura de fuerza", ha dicho Kallas, según un comunicado del Gobierno estonio.

"Cualquier fallo en esto enviaría una señal alentadora a Rusia y podría conducir a tácticas y presiones similares en otros lugares. Debemos ser conscientes de no dar concesiones, ni siquiera pequeñas, a punta de pistola", ha señalado.

Kallas ha explicado, además, que Rusia "ha hecho una demanda pública a la OTAN para volver a las fronteras de 1997", por lo que esta petición suena "como si el objetivo fuera construir otro muro divisorio en Europa".

Su homólogo letón, Krisjanis Karins, ha coincidido en que esta desescalada tiene que llevarse a cabo "sin ceder a exigencias inútiles", según recoge en varios mensajes publicados en su perfil oficial de Twitter.

"Los cambios en la situación de seguridad con respecto a los despliegues en Bielorrusia significan que debemos considerar una presencia aliada reforzada en nuestra región en un futuro previsible. Esto no es un esfuerzo a corto plazo", ha dicho.

Asimismo, ha resaltado la necesidad de apoyar a Ucrania, "incluso mediante asistencia militar". Karins ha señalado también que está programada una reunión con el canciller alemán y los líderes de los Estados bálticos la próxima semana "para discutir la situación de seguridad en la región", según recoge un comunicado del Gobierno letón.

"Es importante recordar que, en el marco de la presencia avanzada mejorada de la OTAN, 26 de las 30 fuerzas armadas de los estados miembros de la OTAN están desplegadas en los Estados Bálticos y Polonia, y juntos fortalecen la seguridad en nuestra región", ha puntualizado.

El canciller alemán Olaf Scholz se reúne con los líderes de los países bálticos
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad