miércoles. 29.06.2022

Burkina Faso confirma que el ataque en el norte deja al menos más de 50 muertos

El Gobierno de Burkina Faso ha confirmado este lunes que el ataque "complejo" del sábado por parte de personas armadas no identificadas contra la localidad de Seytenga, en la región de Sahel (norte), ha dejado al menos más de 50 muertos.

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de Burkina Faso ha confirmado este lunes que el ataque "complejo" del sábado por parte de personas armadas no identificadas contra la localidad de Seytenga, en la región de Sahel (norte), ha dejado al menos más de 50 muertos.

"Quizás el número de víctimas sea mayor que los 50 cuerpos encontrados", ha comunicado el portavoz del Ejecutivo burkinés, Lionel Bilgo, quien ha calificado lo ocurrido como un "acto innoble", "bárbaro" y "despreciable", según ha recogido el portal de noticias Burkina 24.

"En las redes sociales circulaban cifras que iban de 100 a 170 cuerpos. El Ejército estuvo ayer en el lugar y ha comenzado la búsqueda de víctimas", ha contado Bilgo, quien ha cifrado por el momento en 50 el número de cadáveres encontrados. "La investigación continúa", ha remarcado.

"Quizás el número de víctimas sea mayor que los 50 cuerpos que se han encontrado porque desde la gente ha estado regresando a Seytenga y tal vez algunos se llevaron los cuerpos de sus padres", ha conjeturado el portavoz del Gobierno.

Por último Bilgo ha pedido a la población que se mantenga unida y confíe en la labor de las fuerzas del orden, que hacen todo lo posible para contener esta nueva ola de violencia desatada en represalia por los últimos golpes que las autoridades han infligido en las filas "terroristas".

Según las informaciones facilitadas por el portal burkinés de noticias Infowakat, un gran número de personas armadas irrumpieron el sábado en Seytenga, en el departamento de Séno, tras lo que asaltaron la base de la Gendarmería y ejecutaron a un número de civiles en la zona.

Burkina Faso, gobernado por una junta militar desde el golpe de Estado de enero contra el entonces presidente, Roch Marc Christian Kaboré, ha experimentado en términos generales un aumento significativo de la inseguridad desde el año 2015, lo que ha provocado una oleada de desplazados internos y refugiados hacia otros países de la región.

Los ataques, obra tanto de la filial de Al Qaeda como de la de Estado Islámico en la región, han contribuido también a incrementar la violencia intercomunitaria y ha hecho que florezcan los grupos de autodefensa, a los que el Gobierno burkinés ha sumado a 'voluntarios' para que ayuden en la lucha antiterrorista.

Burkina Faso confirma que el ataque en el norte deja al menos más de 50 muertos
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad