domingo. 14.04.2024

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

El ministro de Asuntos Exteriores de Brasil, Mauro Vieira, ha cargado este miércoles contra el funcionamiento del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, un organismo que considera ha entrado en una "inaceptable parálsis" que provoca la muerte de civiles inocentes en Oriente Próximo o Ucrania.

En su discurso de inauguración de la reunión de ministros de Exteriores de G20, celebrada este miércoles en la ciudad brasileña de Río de Janeiro, Vieira ha dado continuidad a la línea del Gobierno brasileño, que aboga por una reforma de las organizaciones multilaterales, recoge 'Folha de Sao Paulo'.

"Las instituciones multilaterales no están adecuadamente equipadas para hacer frente a los desafíos actuales, como lo demuestra la inaceptable parálisis del Consejo de Seguridad en relación con los conflictos en curso. Este estado de inacción implica directamente la pérdida de vidas inocentes", ha dicho.

Estas declaraciones de Vieira se producen apenas un día después de que Estados Unidos volviera a hacer uso de su derecho a veto en el Consejo de Seguridad de la ONU para tumbar una solicitud de alto el fuego en la Franja de Gaza, donde la ofensiva israelí lanzada en respuesta a los ataques de Hamás deja ya casi 30.000 muertos.

Trece miembros del organismo votaron a favor de la iniciativa presentada por Argelia, mientras que Reino Unido se abstuvo y Estados Unidos votó en contra. Washington se ha opuesto ya a tres propuestas de este tipo desde el estallido de la guerra en Oriente Próximo, desatada tras los ataques de la milicia palestina en octubre.

Es por esto que Vieira ha puesto en valor el G20, uno de los escasos foros donde "los países con puntos de vista opuestos todavía pueden sentarse a la mesa y mantener conversaciones productivas sin necesariamente cargar con el peso de posiciones rígidas", no como ocurre en el Consejo de Seguridad de la ONU.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas está integrado por quince miembros, diez de los cuales son rotatorios. Los otros cinco --Estados Unidos, Rusia, China, Francia y Reino Unido-- tienen un asiento fijo en la sala y cuentan con el derecho de vetar las resoluciones, como ha hecho Washington con las relativas a Gaza.

Finalmente, Vieira ha manifestado que Brasil se opone a un mundo en el que las diferencias se resuelvan mediante el uso de la fuerza militar, más aún cuando "una porción muy significativa del mundo" se decanta por la paz y rechaza verse involucrada en conflictos impulsados por naciones extranjeras.

"No es en absoluto razonable que el mundo supere, con diferencia, la marca de los dos billones de dólares en gasto militar cada año", ha lamentado un Vieira, que aboga por aumentar el gasto en proyectos de desarrollo o para combatir el cambio climático. "Nos faltan acciones concretas sobre estos temas", ha zanjado.

Brasil reprocha que la "inaceptable parálisis" del Consejo de Seguridad de la ONU...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad