miércoles 1/12/21

Bolivia investigará a los líderes cívicos por alentar a la "sedición" y el "terrorismo" en las protestas

El Gobierno de Bolivia ha anunciado este jueves que llevará a cabo una investigación penal contra quienes desde la oposición han estado durante los últimos días alentando "hechos de sedición, terrorismo y conspiración", en el marco de las protestas y bloqueos convocados para exigir la derogación de la ley contra el blanqueo de capitales aprobada recientemente.

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de Bolivia ha anunciado este jueves que llevará a cabo una investigación penal contra quienes desde la oposición han estado durante los últimos días alentando "hechos de sedición, terrorismo y conspiración", en el marco de las protestas y bloqueos convocados para exigir la derogación de la ley contra el blanqueo de capitales aprobada recientemente.

Así lo ha dado a conocer el viceministro de Justicia, César Siles, después de las declaraciones de algunos de los líderes de los opositores comités cívicos, que en los últimos días hablaron de "tumbar al Gobierno" e incluso condicionaron la paz a la derogación de esta Ley 1386.

Siles ha adelantado la Fiscalía va a actuar de oficio y el Gobierno empezará "las investigaciones penales que correspondan" contra quienes han arengado "a tumbar" al presidente, Luis Arce, "legalmente constituido" con más del 55 por ciento de los votos" en las pasadas elecciones.

"Son sin duda hechos que ameritan ser investigados, son hechos de sedición, de terrorismo y de conspiración", ha dicho Siles, quien también ha incluido en este tipo de presiones al Gobierno la reciente declaración como personas no gratas por parte del Comité Cívico de Potosí a Arce y al vicepresidente, David Choquehuanca.

Estas investigaciones, ha recalcado el viceministro de Justicia, se llevarán a cabo "con total objetividad y respetando el debido proceso", según ha contado durante una entrevista para la estatal Bolivia TV.

Las palabras de Siles tienen lugar tres días después de que la oposición llamara a la huelga indefinida y haya estado levantando bloqueos y entorpeciendo las comunicaciones desde entonces en algunas ciudades, especialmente en Potosí, donde se ha confirmado un muerto, y en Santa Cruz, región históricamente muy beligerante con los gobiernos del Movimiento Al Socialismo (MAS).

El mismo día en el que Arce y Choquehuanca eran declarados personas no gratas en Potosí por "racistas y discriminadores" por el Comité Cívico de ese departamento, el líder del de Santa Cruz, Rómulo Calvo, habló de "tumbar" al Gobierno.

"Sectores fuertes, sectores humildes, sectores que estaban con el gobierno como los hermanos mineros van a estar en las calles y van a tumbar a este Gobierno", dijo Calvo, quien calificó de "chupamedias" a los generales de la Policía recientemente ascendidos, a quienes les ha cuestionado su imparcialidad.

"Quiero pedir al pueblo cruceño, nos estamos jugando nuestra última carta, esta última carta no lo vamos a perder, esta carta se llama democracia", espoleó Calvo, que a principios de semana ya pronunció un discurso parecido para animar a secundar los paros asegurando que estas jornadas de protestas serían el "último 'round'" del que disponen para echar al Gobierno de Arce.

EL GOBIERNO, DISPUESTO A DEBATIR

A su vez, el Gobierno ha vuelto a remarcar este jueves que las puertas para debatir están abiertas si hay artículos "que atenten contra la población boliviana" dentro de esa legislación que la oposición exige derogar y ha criticado que no quieran dialogar, sino tan solo "voltear" al Ejecutivo.

"Estamos dispuestos a debatir si encontramos artículos que atenten contra la población boliviana, por supuesto que ahí reconoceremos", ha dicho el viceministro de Defensa del Consumidor, Jorge Silva, en una entrevista para La Razón Radio.

"Si afecta a los gremiales, transportistas, por supuesto pues que se puede corregir; pero como no es así, entonces, entendemos que lo único que están haciendo estos dirigentes y compañía es defender a los narcotraficantes, defender a los corruptos y mentir a la población", ha acusado.

Silva ha calificado esta legislación contra las ganancias ilícitas y la financiación del terrorismo como "inofensiva" y ha recordado cómo durante los cinco meses que ha estado siendo debatida en la Asamblea Legislativa, senadores y diputados "no han abierto el pico".

"No viola la Constitución, ningún derecho, ni mucho menos afecta al pueblo (...) por eso no han dicho nada (...) y hoy quieren salir a la palestra con una serie de mentiras. Vayamos a abrir un espacio de debate, artículo por artículo y si hay que revisar, los revisaremos, no tenemos ningún inconveniente", ha subrayado.

Para Silva, los principales líderes cívicos y los representantes de los sindicatos que se han apuntado a las protestas "no quieren diálogo", sino "simplemente generar convulsión y enfrentamiento".

"Nunca" van a pedir dialogar, ha dicho, pero "los invitamos cordialmente a debatir, (...) está abierto el debate, los invitamos, los desafiamos cordial y respetuosamente", ha convocado Silva haciendo referencia, entre otros a Calvo y al líder cívico de Potosí, Juan Carlos Manuel.

Bolivia investigará a los líderes cívicos por alentar a la "sedición" y el "terrorismo"...