miércoles 18/5/22

Autoridades de Amhara acusan al TPLF de la muerte de 7.000 civiles

Una comisión de investigación de las autoridades de la región de Amhara, en Etiopía, ha señalado a las fuerzas del Frente Popular para la Liberación de Tigray (TPLF) por la muerte de 6.986 civiles entre junio y diciembre de 2021.

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

Una comisión de investigación de las autoridades de la región de Amhara, en Etiopía, ha señalado a las fuerzas del Frente Popular para la Liberación de Tigray (TPLF) por la muerte de 6.986 civiles entre junio y diciembre de 2021.

El estudio ha sido realizado por investigadores de las universidades de la región y de la oficina de estadísticas regional y ha sido publicado este sábado. Unos 3.000 civiles han muerto por heridas de armas de fuego. El informe documenta además el hallazgo de varias fosas comunes en Amhara.

El Gobierno de Amhara no ha presentado pruebas que respalden estas acusaciones y señala que la información se basa en observaciones de campo y entrevistas a testigos y familiares de las víctimas, informa la agencia de noticias Bloomberg.

Un investigador de la Universidad de Bahir Dar, Denekew Bitew, ha explicado en declaraciones a la prensa desde la capital regional de Amhara que las autoridades han recopilado vídeos, grabaciones sonoras y fotografías que respaldan estos crímenes que denuncian.

El informe incluye además 271 fallecidos por hambre en Amhara debido a la guerra y 7.506 personas secuestradas que se encuentran desaparecidas sin que haya noticia sobre su paradero.

Un alto cargo del Gobierno de Tigray, Getachew Reda, ha negado que que las fuerzas de Tigray hayan atacado a civiles. "Es agotador responder a las cifras ficticias de las autoridades de Amhara", ha afirmado Reda en un mensaje de texto recibido por Bloomberg. "Jamás hemos atacado a la población civil en Amhara a pesar del claro llamamiento del Gobierno a los civiles para unirse a los combates", ha aseverado.

El conflicto en Etiopía estalló en noviembre de 2020 tras un ataque del TPLF contra la principal base del Ejército, situada en Mekelle, tras lo que el primer ministro, Abiy Ahmed, ordenó una ofensiva contra el grupo tras meses de tensiones a nivel político y administrativo.

El TPLF acusa a Abiy de azuzar las tensiones desde su llegada al poder en abril de 2018, cuando se convirtió en el primer oromo en acceder al cargo. Hasta entonces, el TPLF había sido la fuerza dominante dentro de la coalición que gobernó Etiopía desde 1991, el Frente Democrático Revolucionario del Pueblo Etíope (EPRDF), sustentada en las etnias. El grupo se opuso a las reformas de Abiy, que consideró como un intento de socavar su influencia.

Autoridades de Amhara acusan al TPLF de la muerte de 7.000 civiles