miércoles 1/12/21

El primer ministro salomonense rechaza la posibilidad de dimitir y hace un llamamiento a la calma

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

El primer ministro de Australia, Scott Morrison, ha anunciado este jueves el envío de policías y militares a Islas Salomón para "garantizar la estabilidad" del país, un día después de que un grupo de manifestantes asaltara el Parlamento e incendiara parte del edificio.

"Nuestro objetivo es dar estabilidad y seguridad para permitir el proceso constitucional normal en Islas Salomón", ha indicado en rueda de prensa, antes de incidir en la importancia de que esto tenga lugar "en un clima de paz, estabilidad y seguridad.

Morrison ha subrayado que "no es intención de Australia intervenir en los asuntos internos de Islas Salomón" y ha agregado que la presencia de fuerzas australianas en el archipiélago "no indica ningún posicionamiento en los asuntos internos".

"Está allí en respuesta directa a una petición del primer ministro (Manasseh Sogavare) para asistir a la Policía de Islas Salomón y garantizar que puede dar estabilidad y seguridad para que el proceso constitucional normal puedan ser sacados adelante", ha explicado.

Morrison ha señalado además que se espera que el despliegue sea "cuestión de semanas" y ha agregado que el despliegue afecta a algo más de cien efectivos, incluidos más de 20 miembros del Grupo de Respuestas Especiales de la Policía Federal.

El primer ministro de Islas Salomón decretó el miércoles un confinamiento en la capital, Honiara, después de los incidentes, al tiempo que recalcó que habrá "consecuencias" por estos incidentes.

Tras ello, Sogavare realizó un discurso a la nación en el que confirmó contactos con Australia y Papúa Nueva Guinea para estabilizar la situación y mostró su "pesar" por los incidentes, antes de rechazar la posibilidad de dimitir.

"Fui elegido primer ministro de nuestro querido país por 35 parlamentarios que representan a su pueblo. El llamamiento para que dimita se fundamenta en un hambre de poder de ciertos políticos que no tienen respeto alguno por los principios de democracia", ha argüido.

Así, ha recordado que "se sentó un precedente en 2006 cuando se pidió al entonces primer ministro dimitir tras unos disturbios en Honiara". "Si dimito, ¿qué mensaje se enviaría a nuestro pueblo, hijos y generaciones futuras?", se ha preguntado.

"Algunos creen que si dimito las protestas y disturbios se detendrán. Es la decisión más fácil", ha argumentado, si bien ha incidido en que "supondría decir a los niños y jóvenes que cuando no estén contentos con las autoridades, se tomen la ley por su mano".

Sogavare ha recalcado que "esto sería un mensaje muy peligroso" y ha agregado que si es cesado como primer ministro debe ser "en el seno del Parlamento". "Tengo fe y respeto en nuestro proceso democrático y lo defenderé con mi vida", ha señalado, tal y como ha recogido el portal de noticias Solomon Times.

"Nuestra población tiene que entender que nuestras acciones en defensa de la democracia no son palabras vacías. Es la convicción en los principios y valores lo que sustenta la democracia y todas las democracias en el mundo", ha reseñado el primer ministro.

En este sentido, ha pedido a la población que "vuelva a sus casas" después de que "la ciudad haya sido saqueada y las propiedades hayan sido reducidas a cenizas". "Pido a todo el mundo que respete nuestra ciudad, las propiedades públicas y privadas y la seguridad de los civiles inocentes", ha dicho.

"La destrucción, los saqueos y la violencia no son la forma de abordar las diferencias, que deben ser tratadas a través del diálogo y las consultas", ha señalado, antes de pedir a los ministros y parlamentarios "que defienden la democracia".

Sogavare ha acusado además a "políticos con una agenda propia" de "engañar" a la población. "No culpo a los que se manifiestan y participan en disturbios. Son ciudadanos de nuestro país que desafortunadamente han sido usados por ciertos políticos e individuos para sus agendas egoístas y limitadas", ha explicado.

Los incidentes tuvieron lugar después de que un grupo de manifestantes irrumpiera por la fuerza en la sede del Parlamento después de que la Policía les impidiera la entrada al edificio, tras lo que se ha iniciado un incendio en las instalaciones.

En la protesta participaron personas llegadas desde la isla de Malaita, una de las que componen el archipiélago. Parlamentarios de esta isla que están integrados en el Gobierno habían pedido a la población que no se sumaran a las movilizaciones y han acusado a la oposición de incitar a la violencia.

Las protestas derivan de las demandas de la población de Malaita de un mayor desarrollo de la región y las diferencias entre el Gobierno central y las autoridades de la isla sobre la necesidad de mantener relaciones con China, algo que defiende Sogavare.

Australia anuncia el envío de militares y policías a Islas Salomón tras los últimos...