miércoles. 21.02.2024

La organización humanitaria cancela la operación de evacuación por los combates en Jartum

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

Al menos dos personas han muerto y otras siete han resultado heridas, incluidos tres miembros del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), en un ataque contra un convoy humanitario en la capital de Sudán, Jartum, en medio de los enfrentamientos entre el Ejército sudanés y las Fuerzas de Apoyo Rápido (RSF).

El organismo, que ha indicado que los heridos han sido trasladados de urgencia al hospital, ha señalado que el convoy constaba de tres vehículos del CICR y tres autobuses con el distintivo de la Cruz Roja que estaban evacuando a más de un centenar de civiles en una operación solicitada y coordinada con las partes del conflicto.

"Este ataque es inaceptable y estamos desconsolados. Estoy conmocionado por la falta de respeto hacia el emblema de la Cruz Roja, que debe ser respetado y protegido de conformidad con el Derecho Internacional Humanitario", ha manifestado el director del CICR en Sudán, Pierre Dorbes, que ha subrayado que, sin embargo, su misión es "poner a salvo a estos civiles".

El CICR, que ha recordado que es una organización neutral e imparcial que desempeña su papel de intermediario independiente de las partes, ha cancelado la operación para evacuar a civiles de los combates en Jartum "hasta que se pueda realizar una nueva evaluación de seguridad", según reza un comunicado.

En este sentido, el organismo ha pedido la protección inmediata de todos los civiles, incluidos los trabajadores humanitarios y el personal médico, al tiempo que ha agregado que los civiles atrapados en zonas de combate deben tener garantizado por las partes del conflicto un paso seguro.

"Como intermediario neutral, el CICR está dispuesto a continuar esas evacuaciones en Sudán, siempre que las partes en el conflicto respeten los emblemas de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, que nunca deben ser atacados", ha concluido.

Actualmente, Sudán ha cumplido más de ocho meses de conflicto entre el Ejército sudanés y las Fuerzas de Apoyo Rápido (RSF), enfrentamientos que estallaron el 15 de abril tras las fuertes discrepancias sobre la integración del entonces grupo paramilitar --ahora declarado en rebeldía-- en el seno de las Fuerzas Armadas, que hicieron descarrilar el proceso de transición abierto tras el derrocamiento de Omar Hasán Al Bashir después de 30 años de poder.

La guerra en Sudán ha devastado por completo el país y generado una de las mayores crisis humanitarias de tiempos recientes en África. El país suma, conflicto tras conflicto, casi siete millones de desplazados forzados y la última guerra se ha retroalimentado con un histórico conflicto intercomunitario en la región de Darfur, escenario, según ONG, de constantes atrocidades desde el estallido de la guerra.

Un ataque contra un convoy del CICR en Sudán deja al menos dos muertos y siete heridos
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad