miércoles 1/12/21

López Obrador pide a Anaya que "se enfrente a las cosas" y explique su papel en esta trama de corrupción

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

El juez federal Marco Antonio Fuerte Tapia ha decidido aplazar hasta el 31 de enero de 2022 la vista judicial a la que debía presentarse este lunes el antiguo candidato presidencial del Partido Acción Nacional (PAN) Ricardo Anaya para ser imputado por varios delitos de corrupción

El magistrado ha advertido a Anaya de que en caso de no presentarse físicamente ante el tribunal en la fecha fijada, la Fiscalía podrá solicitar una orden de detención contra él, cuenta el diario 'El Universal'.

El abogado de Anaya, Eduardo Aguilar, solicitó un aplazamiento de la vista de este lunes al considerar que no disponían del tiempo necesario para preparar la defensa. "La acusación es absurda y completamente falsa y necesito tiempo para demostrarlo", dijo después de argumentar ante el juez que necesitaría al menos 284 días más para leer un informe de 137.000 páginas a ocho horas de lectura diaria.

Horas antes, fuentes de la Fiscalía adelantaron al periódico 'Milenio', la intención del Ministerio Público de solicitar su prisión preventiva, siguiendo la misma estrategia empleada con éxito hace ya unos meses su antiguo compañero en las filas del PAN Jorge Lavalle Maury quien tras una vista a través por videoconferencia fue requerido físicamente en el tribunal donde fue detenido.

Anaya forma parte de la lista de políticos señalados por Lozoya dentro de una trama de corrupción por la cual habrían recibido sumas millonarias a cambio de facilitar la entrega de contratos públicos a varias empresas, entre ellas la constructora Odebrecht, así como por avalar la reforma energética impulsada por el expresidente Peña Nieto durante el curso pasado.

Según la investigación, sustentada en las revelaciones de Lozoya, Anaya habría recibido 6,8 millones de pesos mexicanos (cerca de 288.000 euros) en mordidas, por lo que se solicitará su imputación por delitos de cohecho y asociación para delinquir.

En relación a este asunto, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha valorado este lunes durante su intervención matutina diaria que Anaya debería "dar la cara" y explicar qué "papel" desempeñó cuando aquellas reformas fueron aprobadas.

"Debería enfrentar las cosas, aclarar, si recibía el dinero, si se entrevistó con Peña. ¿Qué temas trataron? ¿Cuál fue su papel cuando se aprobó lo de las llamadas reformas estructurales?", se ha preguntado el presidente mexicano.

López Obrador también se ha preguntado por qué Anaya decidió romper la buena relación que había mantenido con Peña Nieto hasta que comenzó con su campaña en las presidenciales, cuando, "de repente", amenazó con meterle en prisión.

"¿Quién le aconsejó que amenazara en la campaña a Peña con meterlo a la cárcel? ¿Quién le dio ese consejo? ¿Por qué lo hizo? ¿Pensó que iba a obtener más votos? ¿Cuáles fueron sus motivaciones?", ha insistido López Obrador.

"De repente se rompió ese acuerdo y ya en campaña, porque me consta, en un debate lo planteó, él habló de que si ganaba iba a meter a la cárcel al presidente Peña, hubo una buena relación y luego ruptura", ha contado.

Por último, ha vuelto a negar que esté detrás de una persecución política contra Anaya, que en los últimos meses le ha estado acusando de haber orquestado un campaña contra él. "López Obrador me quiere fregar a la mala (...) Me quiere encarcelar porque no le gusta lo que digo", llegó a decir.

"Que regrese a México, que informe que explique su situación y además la Fiscalía o quienes lo acusan, pues tiene que presentar pruebas, no es nada más fabricar delitos, y dar la cara", ha dicho.

La semana pasada, la Fiscalía mexicana logró también que la Justicia decretase una orden de detención contra el antecesor de Lozoya en Pemex, Carlos Treviño, después de que no compareciera ante las autoridades el 7 de septiembre por un delito de asociación para delinquir y otro de blanqueo de capitales por una serie de delitos de corrupción que habría cometido en el caso de la planta Etileno XXI.

Lozoya, que hasta ahora había evitado entrar en prisión a cambio de ofrecer más pruebas sobre la corrupción en el sexenio de Enrique Peña Nieto, acusó a Treviño de haber recibido cuatro millones de pesos en 'mordidas' --sobornos-- (169.800 euros) en 2014 a través del que fuera ministro de Hacienda, Luis Videgaray.

En prisión preventiva, Lozoya está siendo investigado en el caso de la brasileña Odebrecht, así como en de la empresa mexicana de fertilizantes Agronitrogenados. Fue detenido el 12 de febrero de 2020 en Málaga, si bien finalmente fue extraditado el 17 de julio a México. Él se ha declarado inocente.

Aplazan hasta enero de 2022 la vista de Ricardo Anaya en la que será imputado por...