miércoles 8/12/21

ACNUR denuncia un ataque a golpes contra su personal frente a su sede principal en Libia

La agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha denunciado un ataque a golpes este domingo contra varios integrantes de su personal y los guardias de seguridad de su sede principal en la capital de Libia, Trípoli, escenario de concentraciones de refugiados desde hace días.

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

La agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha denunciado un ataque a golpes este domingo contra varios integrantes de su personal y los guardias de seguridad de su sede principal en la capital de Libia, Trípoli, escenario de concentraciones de refugiados desde hace días.

El incidente ocurrió en torno a las 9.30 de este domingo cuando "un pequeño grupo de violentos manifestantes", según la agencia, intentaba impedir la entrada de refugiados y solicitantes de asilo a su centro de registro en la capital. La agencia identificó a este grupo como personas que están "exigiendo la evacuación inmediata de Libia".

"Mientras el personal de ACNUR intentaba negociar con ellos para que dejaran pasar a los refugiados, dos miembros de nuestro personal recibieron golpes, así como un guardia de seguridad, que ha sido hospitalizado con heridas en un brazo", lamenta la agencia en un comunicado.

ACNUR denuncia que estos manifestantes llevan intentando impedir el acceso al centro desde el 3 de noviembre y pide acceso seguro a los solicitantes de asilo y refugiados que intentan recibir ayuda.

Por contra, la ONG Mediterranea Saving Humans asegura en su cuenta de Twitter que los concentrados se estaban manifestando de manera pacífica frente a la sede de ACNUR y que fueron ellos los agredidos, en realidad, por las fuerzas de seguridad que custodiaban la sede.

Estas concentraciones de refugiados frente a la sede de ACNUR, según la ONG, tienen lugar desde principios de octubre de 2021, cuando fueron objetos de redadas y detenciones multitudinarias en barrios y hogares en Trípoli.

En último término, el incidente ha obligado al cierre de la entrada principal de la instalación, donde ahora mismo se encuentra el personal de ACNUR y un centenar de refugiados.

"Nos preocupa mucho que las interrupciones de nuestro trabajo en este centro de registro afecten a nuestra capacidad para procesar las peticiones de evacuación en los vuelos humanitarios que salen de Libia", remacha la organización.

La agencia ha denunciado en numerosas ocasiones las malas condiciones de vida en los centros de detención libios para los migrantes y solicitado la aceleración de los vuelos de evacuación, bien a sus países de origen o a terceros países.

ACNUR denuncia un ataque a golpes contra su personal frente a su sede principal en Libia