miércoles 18/5/22

Más de 5.000 personas visitan entre noviembre y diciembre el conjunto histórico de Niebla

Más de 5.000 personas han visitado entre los meses de noviembre y diciembre el conjunto histórico de Niebla (Huelva), compuesto por el Castillo, el paseo del recinto amurallado, la Iglesia de San Martín, la Iglesia de Santa María de la Granada y la Casa de la Cultura, que se encuentra "acondicionada para que sea visitable".

NIEBLA (HUELVA), 16 (EUROPA PRESS)

Más de 5.000 personas han visitado entre los meses de noviembre y diciembre el conjunto histórico de Niebla (Huelva), compuesto por el Castillo, el paseo del recinto amurallado, la Iglesia de San Martín, la Iglesia de Santa María de la Granada y la Casa de la Cultura, que se encuentra "acondicionada para que sea visitable".

Así lo ha indicado a Europa Press la alcaldesa de la localidad, Laura Pichardo, quien ha señalado que en los últimos meses, así como durante las fiestas navideñas, se ha notado "una gran afluencia de público", al tiempo que ha explicado que "se ha estabilizado mucho el turismo nacional", ya que "sobre todo han acudido familias del resto del país".

De este modo, Pichardo ha destacado "la buena aceptación de público", que "no solo visita el Castillo, que es la zona más visitable", sino "también acude a conocer el resto de los monumentos del municipio", toda vez que ha destacado que los turistas "no se esperan la cantidad de lugares históricos que pueden visitar una vez que llegan a Niebla".

Por ello, la regidora se ha mostrado "muy contenta" de que se estén recuperando las visitas, algo que considera que repercute de manera "positiva", de forma que tenga "un efecto multiplicador", por lo que espera que sigan aumentando y "que se amplíen no solo al sector nacional, sino que continúen viniendo excusiones de niños y los veraneantes de la provincia" para "mantener ese turismo que se empezó a empujar hace tiempo y que ahora está recogiendo parte de sus frutos".

Con respecto al Castillo, la alcaldesa ha subrayado que la obra de la barbacana del recinto defensivo ha dado "un plus" a la fortaleza ya que "la tenía completamente destruida" y la rehabilitación ha hecho posible que cuente "con más estancias que antes" y, por tanto, "con más zonas visitables", así como ha explicado que se han adecuado "distintas salas", de las que la mayoría "ya están abiertas al público".

RESTAURACIÓN DE LA BARBACANA

La restauración llevada a cabo por la Consejería de Cultura en el marco del proyecto FORTours, correspondiente a la primera convocatoria de fondos de Cooperación Transfronteriza España-Portugal (Poctep 2014-2020), se centró en la barbacana o barrera artillera interior al recinto amurallado, ubicada en el flanco meridional de la fortaleza, recuperando el acceso principal a través de la puerta de Hierro también conocida como puerta del Grillo, así como la conformación material y espacialidad de las torres y bóvedas de cubrición.

Con ello, se culminó la recuperación de estas torres y lienzos de muralla que hasta hace pocos años se encontraban parasitados por viviendas adosadas que impedían su contemplación y comprometían su conservación.

La barrera artillera restaurada está configurada por torres poligonales y lienzos cortos satinados por saeteras de orbe y cruz en cámaras destinadas a la artillería ligera.

Estas cámaras fueron analizadas y consolidadas en el proceso de restauración, en el que se pudo estudiar, en base a los sondeos arqueológicos realizados, el foso perimetral dispuesto en talud bajo los lienzos y torres conformando un escarpe --declive del terreno--. El acceso a la fortaleza se practicaba a través de un puente colgante que salvaba el mismo, flanqueado por dos torres, una de las cuales a modo de torre-puerta acogía el acceso en recodo.

La fortaleza de Niebla constituyó a finales del siglo XV una estructura defensiva pionera en la transición de las formas medievales a las arquitecturas abaluartadas que se generalizarán en los siglos posteriores de la mano de la implantación de la artillería pirobalística. Su solidez defensiva la convirtió en una plaza fuerte estratégica en la defensa de este territorio histórico que ostentaba una innegable centralidad.

Enrique de Guzmán, II duque de Medina Sidonia y IV conde Niebla, fue quien mandó edificar esta imponente fortaleza que asentó sus fábricas sobre la primitiva alcazaba islámica, adosándose al trazado de la Muralla de Niebla junto a la Puerta de Sevilla.

Más de 5.000 personas visitan entre noviembre y diciembre el conjunto histórico de Niebla