martes. 06.12.2022

El catedrático Juan Carlos Álvarez Cortés señala la 'importancia' de la reforma laboral contra la temporalidad

El catedrático de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social y Consultor Jurídico de la Universidad de Málaga (UMA) Juan Carlos Álvarez Cortés ha participado este martes en el Curso de Verano de la UNIA 'La Reforma Laboral a debate: la transformación del derecho del trabajo del siglo XXI'. Allí, ha señalado la importancia de la reforma para acabar con la temporalidad, pero ha advertido que el problema del empleo en Andalucía se debe a que la mayoría de nuestras empresas son pymes.

LA RÁBIDA (HUELVA), 13 (EUROPA PRESS)

El catedrático de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social y Consultor Jurídico de la Universidad de Málaga (UMA) Juan Carlos Álvarez Cortés ha participado este martes en el Curso de Verano de la UNIA 'La Reforma Laboral a debate: la transformación del derecho del trabajo del siglo XXI'. Allí, ha señalado la importancia de la reforma para acabar con la temporalidad, pero ha advertido que el problema del empleo en Andalucía se debe a que la mayoría de nuestras empresas son pymes.

Álvarez ha señalado que "la experiencia que hemos tenido durante la pandemia con los ERTE y la 'no extinción' del contrato de trabajo ha servido para que no se desangre el mercado de laboral", por lo que "gracias al éxito de esa experiencia, se quiere aplicar este modelo a cualquier situación", ya que "la idea principal de la reforma es proteger a los trabajadores para que no salgan del mercado de trabajo, esa es la parte mágica que aporta".

En declaraciones a Europa Press, el catedrático ha señalado "la importancia de reducir los tipos de contratos y acabar con la temporalidad" y ha incidido en la promoción del fijo-discontinuo "para que la mayor parte de los trabajadores de muchos sectores vuelvan a ser llamados es necesaria esa indefinición".

Álvarez Cortés también se ha referido a las peculiaridades andaluzas, afirmando que "el problema del trabajo en Andalucía es el propio tipo de empresa que tenemos", además, "nos basamos en sectores que son complicados, hostelería y el campo", entre otros. "No tenemos verdaderas empresas, son pequeñas y medianas, microempresas, así que lo que nos interesaría es promocionar grandes empresas que se dediquen a algo distinto".

"Lo hemos visto en la pandemia con la hostelería y el turismo. Tenemos que cambiar el sistema productivo para que Andalucía no sea solo sol y aceitunas. Yo creo que podemos hacerlo, tenemos muchas posibilidades y los andaluces somos gente que tenemos innovación, desarrollo, creatividad. Podemos hacer lo que nos de la gana, pero necesitamos un gobierno que nos lleve de la mano para poder sacarlo adelante", ha concluido.

En cuanto a otros aspectos de la precaridad laboral, como la subcontratación, Álvarez ha afirmado que "la externalización supone una forma de reducir derechos y salarios en los trabajadores, así que es importante poner límites".

"El problema que hemos tenido durante mucho tiempo, sobre todo tras desde la reforma de 2012, es echar a un lado a los sindicatos, pensar que son el demonio, cuando realmente el sindicato es una forma de defender a los trabajadores", además, "como normalmente no hay fuerza sindical a nivel de empresa, porque muchas son pymes, tenemos que tirar de un nivel superior --provincial o nacional-- para poder negociar los convenios colectivos". Así ha señalado que "realmente lo importante es que los sindicatos sean fuertes, lo mismo que los patrones, al afecto de que puedan llegar a acuerdos para negociar convenios colectivos".

En su opinión, las claves de la reforma han sido "la apuesta por el trabajo indefinido y por intentar que la negociación colectiva no se diluya con los salarios a nivel de empresa", ya que "aunque los convenios siguen siendo importantes, la parte del salario se deja a un nivel superior, de modo que los trabajadores tengan más fuerza a la hora de negociar los salarios".

Si bien, ha añadido que "se trata de una reforma pactada porque la Unión Europea nos dijo que nos iba a dar diez mil millones de euros si se llegaba a un acuerdo. El empresariado ha aceptado porque solo se han hecho unas pinceladas de la anterior legislación, no van a tirarse piedras contra su propio tejado. Se tendría que hacer mucho más, pero eso exigiría un Gobierno fuerte, con mano militar, de izquierda a favor de los trabajadores o de derecha a favor de los empresarios, como en 2012". Álvarez ha señalado que en resumen "la reforma laboral es un es un paso importante, pero queda mucho por trabajar".

El catedrático Juan Carlos Álvarez Cortés señala la 'importancia' de la reforma laboral...
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad