miércoles 25/11/20

La Purísima se acreditará como centro de formación reglada para personas con discapacidad intelectual

La Junta y La Purísima están ultimando la acreditación de esta fundación, creada en 1963 por las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús, como centro de formación reglada para personas con discapacidad intelectual en Granada.

GRANADA, 30 (EUROPA PRESS)

La Junta y La Purísima están ultimando la acreditación de esta fundación, creada en 1963 por las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús, como centro de formación reglada para personas con discapacidad intelectual en Granada.

La delegada territorial de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo de la Junta de Andalucía de la Junta en Granada, Virginia Fernández, ha mantenido este viernes una reunión con el director gerente de la Fundación Purísima Concepción, Antonio Linares, para ultimar los detalles del proceso de acreditación de la entidad, que aspira a convertirse en centro oficial y poder impartir formación reglada a personas con discapacidad intelectual.

La Fundación Purísima Concepción atiende a día de hoy a más de 400 usuarios con discapacidad intelectual en distintos recursos como colegio, centros de día y ocupacionales, residencia, viviendas tuteladas y centro especial de empleo.

"Con este bagaje, la Purísima detectó hace tiempo la necesidad de ofrecer programas específicos de Formación Profesional para el Empleo (FPE) dirigidos a personas con discapacidad intelectual, ya que existe un gran vacío y desconexión entre las demandas laborales y la formación reglada de la enseñanza obligatoria a la que pueden acudir", ha apuntado Fernández.

En este sentido, el gerente de la fundación ha explicado que, la gran mayoría de personas con diversidad funcional culmina su formación en centros ocupacionales o unidades de día cobrando una pensión, pudiendo optar a un empleo en el mercado laboral general si tuviesen la oportunidad de cursar una formación reglada más específica, profesional y reconocida oficialmente como ocurre con los cursos de FPE.

"Se trata de dar un paso más y de cambiar el modelo para que pasen de ser personas subsidiadas a personas que tengan la oportunidad de contribuir y tributar ya que hay muchos oficios que pueden desempeñar con total normalidad", ha agregado.

De esta forma, "el objetivo es impulsar y extender una formación que contribuya a la mejora de la empleabilidad de estas personas que no tienen las mismas oportunidades laborales que el resto, y a su vez tengan un enriquecimiento personal desde un plano académico, humano y social, así como una preparación profesional que mejore su situación económica".

"Hay que crear este tipo de acciones para poder seguir trabajando en pro de la inclusión social y laboral de las personas con discapacidad", ha insistido Antonio Linares.

La entidad inició el proceso de acreditación de sus instalaciones para impartir tanto cursos de FPE conducentes a la obtención del certificado de profesionalidad en la especialidad de limpieza en superficie, como cursos con compromiso de contratación. "A esta última convocatoria no pudimos presentarnos porque nos faltaban un par de trámites para acreditarnos, así que esperamos que éstos se resuelvan lo más pronto posible", ha añadido el director de la entidad.

La colaboración de la Delegación Territorial de Empleo con La Purísima y sus objetivos es estrecha desde hace años. En 2020, han obtenido cerca de 260.000 euros para el mantenimiento de 87 puestos de trabajo del Centro Especial de Empleo que la fundación tiene en el complejo de Almanjáyar.

Además, ha podido hacer indefinido a otros dos trabajadores con discapacidad intelectual gracias a un incentivo de 18.000 euros. Por otra parte, han contratado a cuatro personas a través del Bono Joven de Empleo (con un importe de 19.200 euros) que trabajan como cuidadores de personas con diversidad funcional, al tiempo que han solicitado otro incentivo para la contratación de un preparador laboral para reforzar la Unidad de Apoyo del Centro Especial de Empleo (CEE).

El CEE de la entidad comenzó su andadura en 2011 con el objetivo de favorecer la integración laboral de personas con diversidad funcional y cualquier otro tipo de discapacidad, cubriendo con ello la necesidad de la inserción de las personas con dificultades y apostando por la personalización de los procesos de integración y por la sostenibilidad de los puestos creados.

Centrados en ofrecer una atención integral, la fundación destaca por su "labor humana, educativa, rehabilitadora y personalizada, adaptando sus servicios a las necesidades y expectativas de usuarios y familiares".

La Purísima se acreditará como centro de formación reglada para personas con...
Comentarios