lunes. 15.04.2024

GRANADA, 4 (EUROPA PRESS)

El Plan de Inspección de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir en la Comarca de Baza (Granada), que persigue la proliferación de cultivos de regadío de almendro y pistacho, ha permitido detectar en 2023 unas 1.088 hectáreas de arboleda en riego de forma irregular; 15 pozos y 20 balsas ilegales que han derivado en diversos expedientes sancionadores y en la adopción de medidas cautelares de precintado de tomas.

La confederación realizó durante 2023 --hasta mediados del pasado diciembre-- un total de 171 actuaciones en toda la provincia de Granada que han generado informe de valoraciones de daños al dominio público hidráulico por un importe aproximado de 600.000 euros, según los datos facilitados a Europa Press por este organismo.

Además de las actuaciones propias del Servicio de Control de Vigilancia y Control del Dominio Público Hidráulico, desde la CHG se han realizado planes de inspección en zonas "problemáticas" por su incidencia en las masas de agua, además de la continuada sequía en la provincia. Entre ellos se encuentra el plan de inspección de la comarca de Baza.

Es uno de los más destacados de Andalucía por su expansión e importancia, se empezó a realizar en la campaña de 2022 y contempla en total 51 inspecciones que abarcan unas 3.264 hectáreas. En la campaña de 2023 se han detectado 1.088 hectáreas de regadío ilegales, 15 pozos y 20 balsas ilegales que han dado lugar a 32 expedientes sancionadores; así como a la adopción de medidas cautelares de precintado de tomas.

A éste se suma el Plan de Inspección de la Sierra de Arana. Su ejecución responde a un informe del Instituto Geológico y Minero de España (IGME) en el que se expone la posible repercusión de captaciones irregulares en la masa de agua de Sierra Arana, de especial importancia en el abastecimiento.

Con este plan se han realizado 12 inspecciones que abarcaban 101 parcelas y 1.249 hectáreas que han permitido localizar 223 hectáreas de superficie regada sin derechos. También, nueve pozos y cinco balsas irregulares. Por todo ello, han sido incoados 12 expedientes sancionadores conforme al plan.

Los planes de inspección y vigilancia de la CHG han detectado en la ya finalizada campaña de riego de 2023 un total de 1.904 hectáreas de regadío sin concesión en Andalucía, de las que --a tenor de estos datos-- 1.311 hectáreas se conentran en la provincia de Granada. Junto a ello, el pasado mayo se creó la Mesa del río Dílar para el seguimiento del cumplimiento de los turnos de riego en la zona para el cumplimiento del caudal ecológico.

El plan de inspección de la CHG en la comarca de Baza detecta mil hectáreas de arboleda...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad