martes 18/1/22

Identifican posible vínculo entre exposición a contaminantes químicos y riesgo de cáncer no hormonodependiente

Científicos del Instituto de Investigación Biosanitaria de Granada (IBS Granada) han destacado que ciertos contaminantes químicos acumulados en la grasa de las personas se relacionan con mayores niveles de estrés oxidativo y riesgo de desarrollar tumores.

GRANADA, 5 (EUROPA PRESS)

Científicos del Instituto de Investigación Biosanitaria de Granada (IBS Granada) han destacado que ciertos contaminantes químicos acumulados en la grasa de las personas se relacionan con mayores niveles de estrés oxidativo y riesgo de desarrollar tumores.

Este trabajo, coordinado por el grupo de investigación de medicina preventiva y salud pública del IBS Granada y de la Universidad de Granada (UGR), se enmarca en el Estudio GraMo, realizado en una cohorte de personas adultas de la provincia de Granada, según concreta la Junta de Andalucía en una nota de prensa.

Entre 2003 y 2004, se recogieron muestras de tejido adiposo (grasa) de todos los participantes, llevando un estricto seguimiento de la evolución clínica de los participantes durante los 16 años siguientes.

Este equipo de investigadores granadinos ha observado que ciertos contaminantes químicos que tienden a acumularse en el tejido adiposo, como plaguicidas y compuestos químicos industriales, se asocian con un mayor riesgo de cáncer no hormonodependiente, es decir, aquellos tumores que no dependen tanto de los niveles hormonales. En concreto, estos compuestos incluyen a ciertos bifenilos policlorados, así como plaguicidas como el hexaclorobenceno y un componente del lindano (hexaclorociclohexano).

Además, este grupo de científicos del IBS Granada ha observado que las concentraciones de estos contaminantes se asocian con niveles elevados de estrés oxidativo en el propio tejido adiposo, un desequilibrio que tiene lugar en las células cuando aumentan los radicales libres y/o disminuyen los antioxidantes, lo que puede provocar daños en los tejidos que se traduzcan en el desarrollo de enfermedades a largo plazo, incluido el cáncer.

"Nuestros análisis de mediación sugieren que la exposición a dosis relativamente bajas de estos compuestos químicos, de manera continuada en el tiempo (algo frecuente en la población general), podría contribuir al desarrollo de tumores no hormonodependientes, como gastrointestinales, cerebrales o pulmón, posiblemente a través de una alteración del equilibrio oxidativo, entre otros mecanismos. Dada la enorme importancia de estas patologías, es necesario profundizar más en el tema a través de estudios futuros", explica el doctor Juan Pedro Arrebola, coordinador del estudio e investigador del IBS Granada y del Departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública de la UGR.

Los contaminantes estudiados, a pesar de estar prohibidos en la actualidad, continúan presentes en casi todas las personas, ya que son muy difíciles de degradar. Además, seguimos estando expuestos a ellos a través de la dieta, principalmente aquellas personas con un alto consumo de alimentos muy grasos de origen animal. El equipo de investigación se encuentra estudiando actualmente si la exposición conjunta con otras familias de contaminantes podría contribuir a este problema.

Estos hallazgos han sido publicados en la prestigiosa revista Environmental Science & Technology, y forman parte del trabajo postdoctoral del Dr. Vicente Mustieles y la tesis doctoral de Francisco Miguel Pérez Carrascosa.

El estudio GraMo está siendo desarrollado por un equipo multidisciplinar integrado por investigadores de diversas instituciones de prestigio, algunas de ellas integradas en el IBS Granada, como la Universidad de Granada, el Hospital Universitario Virgen de las Nieves, el Hospital Universitario Clínico San Cecilio, el Hospital Santa Ana de Motril (Granada), la Escuela Andaluza de Salud Pública, la Universidad Miguel Hernández de Elche, la Universidad de Málaga (UMA), y el Instituto de Salud Carlos III, y otros internacionales como el Bispebjerg University Hospital y Rigshospitalet (Dinamarca), el Slovenian National Building and Civil Engineering Institute (Eslovenia), y el Instituto Nacional de Salud e Investigación Médica (Inserm, Francia).

Más información sobre el grupo en 'www.ibsgranada.es/grupos-de-investigacion/e14-medicina-preventiva-y-salud-publica'.

Identifican posible vínculo entre exposición a contaminantes químicos y riesgo de...