miércoles 1/12/21

Condenado a once años de prisión por intentar matar a su expareja de varias puñaladas en el Triunfo

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha confirmado la pena de once años de prisión para el hombre acusado de intentar asesinar a su expareja el 16 de mayo de 2019 asestándole múltiples puñaladas por todo el cuerpo en los Jardines del Triunfo, en Granada capital, poco después de que ella rompiera la relación.

GRANADA, 12 (EUROPA PRESS)

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha confirmado la pena de once años de prisión para el hombre acusado de intentar asesinar a su expareja el 16 de mayo de 2019 asestándole múltiples puñaladas por todo el cuerpo en los Jardines del Triunfo, en Granada capital, poco después de que ella rompiera la relación.

El acusado, que durante el juicio reconoció parcialmente los hechos y pidió "perdón" por la "barbaridad" que cometió, ha sido condenado por un delito de asesinato en grado de tentativa con la agravante de parentesco y de género por el que también deberá indemnizar a la víctima en 495.566 euros. No podrá comunicarse con ella ni acercarse a menos de 200 metros durante más de doce años.

En la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press y contra la que cabe recurso, la Sala de lo Civil y Penal del TSJA desestima así el recurso presentado por el acusado, de 39 años, y confirma la condena impuesta por la Sección Segunda de la Audiencia de Granada, que le juzgó por este asunto a finales de mayo.

La víctima, de 33 años, había mantenido una relación sentimental con él durante aproximadamente tres meses y decidió ponerle fin, algo que el agresor no aceptó de buen grado. Unos días después se dirigió sobre las 20,45 horas a la zona de los Jardines del Triunfo sabiendo que ella, que residía en una Casa de Acogida cercana, podría estar allí tras salir de trabajar.

La encontró en la calle Hospicio, próxima a los Jardines, junto a dos amigos y los tres hijas menores de uno de ellos. Tras convencer a la mujer para que se alejaran a fin de hablar a solas le propinó un golpe de tal intensidad que le rompió la mandíbula y a partir de ahí comenzó a asestarle puñaladas por diversas partes del cuerpo "levantándola una y otra vez" del suelo, "propinándole navajazos cada vez que la incorporaba".

Los dos últimos se los asestó en el cuello y en el ojo izquierdo diciéndole al hacerlo "para que no hables más" y "no veas más", según considera probado la sentencia. Durante la agresión varios ciudadanos se aproximaron e intentaron que dejara de agredir a la mujer, pero se encaró con ellos.

La gente siguió increpándole así que se fue y se lavó las manos en una fuente cercana, aunque varios agentes le persiguieron al ser alertados de lo que estaba pasando y lograron detenerle en las inmediaciones del arco Elvira, no sin antes exhibirle a uno de ellos la navaja que todavía portaba en sus manos.

En su declaración ante el tribunal, el acusado relató que estuvo bebiendo cerveza todo el día y deambulando por Granada hasta que al caer la tarde se pasó por la zona del Triunfo, pues pensaba que su expareja estaría allí. La encontró acompañada y les pidió un cigarro, ante lo que, según su relato, le insultaron y tacharon "de borracho".

En ese momento, dijo, "ya no era yo". "Cerré los ojos, saqué la navaja y se la clavé muchas veces (...) cuando abrí los ojos la vi en el suelo y eché a correr", ha relatado, al tiempo que aseguró que apenas recuerda nada más; ni los gritos de la gente que estaba viendo la agresión pidiéndole que parara, ni haber amenazado a varios de ellos con el cuchillo cuando trataron de acercarse, ni los adoquines que le tiraron varias personas para que dejara de asestarle puñaladas.

Condenado a once años de prisión por intentar matar a su expareja de varias puñaladas...