sábado. 26.11.2022

Archivan la causa sobre irregularidades en la gestión de subvenciones en el Centro José Saramago

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Único de Huéscar (Granada) ha decretado el archivo de la causa sobre supuestas irregularidades en la gestión de subvenciones públicas recibidas por la Fundación Centro José Saramago de Castril y en la que estaba investigado el que fuera alcalde de esta localidad y director gerente de la fundación en el momento de los hechos, el socialista José Juan López Ródenas, por supuestos delitos de prevaricación, malversación de caudales públicos, apropiación indebida y fraude de subvenciones.

GRANADA, 29 (EUROPA PRESS)

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Único de Huéscar (Granada) ha decretado el archivo de la causa sobre supuestas irregularidades en la gestión de subvenciones públicas recibidas por la Fundación Centro José Saramago de Castril y en la que estaba investigado el que fuera alcalde de esta localidad y director gerente de la fundación en el momento de los hechos, el socialista José Juan López Ródenas, por supuestos delitos de prevaricación, malversación de caudales públicos, apropiación indebida y fraude de subvenciones.

En un reciente auto, al que ha tenido acceso Europa Press, el juez concluye que de las diligencias practicadas en la instrucción, que se han prolongado durante ocho años, "se desprende que no resulta debidamente justificada la perpetración de los delitos que han dado motivo a la formación de la causa", por lo que se acuerda el sobreseimiento provisional y el archivo de las actuaciones.

La Fundación Centro José Saramago se constituyó el 25 de febrero de 2004 siendo los patronos el escritor José Saramago, Pilar del Río Sánchez, la Diputación Provincial de Granada, la Universidad de Granada y el Ayuntamiento de Castril (Granada). Para el desarrollo de sus actividades la fundación se nutrió de diferentes subvenciones y ayudas públicas.

En la causa, que se abrió en agosto de 2014 a raíz de una denuncia de la Fiscalía, se imputaba a López Ródenas el no haber justificado en modo alguno el destino de estas subvenciones y se aludía a la ausencia de contabilidad que lo aclarase, por lo que se ordenó a la Policía Judicial que investigara dos cuentas en las que la fundación había recibido más de un millón de euros de las distintas administraciones; incluyendo la Diputación, la Junta de Andalucía y el Ministerio de Cultura.

En las actuaciones también constaban otras subvenciones concedidas por la Junta y el Ministerio no a la Fundación Saramago sino al Ayuntamiento de Castril para actuaciones como el equipamiento y la dotación bibliográfica de la biblioteca José Saramago, así como la rehabilitación de la sede de la entidad.

La Policía Judicial investigó las dos cuentas de las que era titular la Fundación José Saramago. En la primera de ellas se registraron unos ingresos totales de 1.244.545 euros, de los cuales 642.545 fueron ingresados en la segunda cuenta; y en general la mayoría de los ingresos de las dos cuentas tenía su origen en las subvenciones.

Respecto a las ayudas que concedió la Diputación, en la investigación se ha determinado que se destinaron a los gastos de funcionamiento ordinario de la fundación, "como sucede en todas las aportaciones estatutarias a otras entidades donde Diputación forma parte, correspondientes a consorcios o fundaciones y que acostumbra a incluir nominativamente en sus presupuestos anuales".

Respecto a las subvenciones concedidas por la Junta de Andalucía y el Ministerio de Cultura al Ayuntamiento de Castril no "consta ninguna irregularidad", mientras que de todas las otorgadas por la Junta a la fundación, sí hay una única resolución de fecha 19 de febrero de 2015 del Servicio Andaluz de Empleo por el que declara incumplida la obligación de justificar la totalidad de la subvención y la obligación de restituir la cantidad de 32.161 euros por supuestamente no haber sido destinados a la finalidad para la que se entregó la ayuda. No obstante, el juez matiza que, de acuerdo a la normativa vigente, esto no conlleva un delito de fraude de subvenciones.

Tampoco aprecia el juzgado "indicio alguno" de que López Ródenas haya prevaricado, al no haber dictado ninguna resolución arbitraria, ni de malversación de caudales públicos, pues no existe prueba alguna de que "los pocos menos de 50.000 euros cuyo destino no está justificado los hubiera destinado a fines ajenos a la fundación o se los hubiera apropiado".

UNA CAUSA "DOLOROSA"

En declaraciones a Europa Press, José Juan López Ródenas se ha mostrado satisfecho con esta resolución judicial que, según ha dicho, acredita que "hubo una gestión correcta de los fondos". "Ha sido un tema doloroso para mí y muy injusto porque afectaba al nombre de Saramago, que yo siempre he respetado por todo lo que ha hecho por Castril", ha relatado.

"Yo sabía que Saramago no creía nada de lo que dijeran, que confiaba en mí, y tenía un compromiso especial con él, sabiendo que no había nada de cierto en las acusaciones", ha agregado el exregidor, que ha incidido en que él "nunca" ha gestionado directamente los fondos aunque fuera el director gerente de la fundación porque había personal de contabilidad contratado para ello.

"Puede que no sea un buen gestor, pero no he hecho nada delictivo como se me ha acusado y he respetado siempre la memoria de Saramago y de todo lo que hizo por Castril", ha defendido tras conocer el auto, contra el que cabe recurso.

Archivan la causa sobre irregularidades en la gestión de subvenciones en el Centro José...
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad