lunes. 04.03.2024

HUÉTOR VEGA (GRANADA), 29 (EUROPA PRESS)

El alcalde de Huétor Vega (Granada), Mario del Paso (PSOE), mantiene la distribución de las competencias en su equipo de gobierno local, en el que está incluido IU, que ha expulsado a dos de sus cuatro concejales en este municipio del área metropolitana por "amenazas" a compañeros.

Fuentes municipales consultadas por Europa Press en Huétor Vega han indicado que no está prevista una remodelación del gobierno local en tanto se tramita el paso a no adscritos de estos dos ediles, Miguel Ángel Fernández y Soledad Enríquez, que han sido expulsados de IU tanto en su condición de afiliados como de concejales del Grupo Municipal, según detallaba esta coalición de izquierdas en redes sociales el pasado lunes a última hora.

Se da la circunstancia de que este miércoles el Ayuntamiento de Huétor Vega reúne al Pleno en convocatoria ordinaria correspondiente al mes de noviembre, si bien este asunto no va en el orden del día. Las fuentes municipales consultadas por Europa Press han indicado que en el consistorio aún no se ha tenido conocimiento formal "fehaciente" del movimiento dentro de las filas de IU, una vez que la coalición ha puesto en conocimiento de Fernández y Enríquez su expulsión.

En el Ayuntamiento alegan que, una vez agotados los plazos para posibles reclamaciones en el ámbito interno de la coalición, esta habrá de comunicar vía registro este cambio en su Grupo Municipal para que en Secretaría se emita informe jurídico con la documentación pertinente y todas las garantías para los afectados.

Sería entonces cuando el Pleno tomaría conocimiento de su paso a no adscritos, algo que en principio no estaría previsto antes de enero, en tanto las sesiones plenarias ordinarias se convocan en Huétor Vega cada dos meses, y no hay prevista ninguna extraordinaria, ni que se vaya a hacer por este asunto, han detallado estas fuentes.

Los ediles expulsados pueden recurrir al comité de garantías de IU, han detallado fuentes consultadas por Europa Press en la coalición, que, sea como sea, pide celeridad a su socio en el Ayuntamiento de Huétor Vega, y advierte de que no va a tolerar un gobierno local con "tránsfugas". En este sentido, califica de "excusa" la tramitación para el paso a ediles no adscritos alegados para que no haya cambios en la estructura del equipo.

En las municipales de mayo, el PP ganó las elecciones con mayoría simple, en concreto con siete de los 17 ediles del Pleno por cinco del PSOE, cuatro de IU y uno de Vox. La coalición aseveraba en redes sociales este pasado lunes que "ni jurídica ni políticamente Huétor Vega va a tener tránsfugas en el equipo de gobierno" e indicaba que ningún grupo político "debería dar pábulo a las ocurrencias o acciones malintencionadas de esas personas".

En este sentido, es la dirección andaluza de la coalición la que comunica a los dos ediles expulsados su salida del Grupo de IU y que pasarán a ser no adscritos. IU detalló en redes sociales que trató de "poner solución en numerosas ocasiones con el fin de reconducir la conducta de estos dos compañeros" si bien "la situación se volvió insostenible cuando en la asamblea de 7 de septiembre" el primero habría agredido "físicamente" a otro participante en la reunión.

Según continuó este comunicado, este hecho se habría sumado a "la campaña de acoso, intento de derribo y amenazas a los compañeros y, en especial", a Jesús Fernández, que es primer teniente de alcalde de Huétor Vega tras encabezar la lista de IU en las municipales.

Fernández puso en conocimiento de la Guardia Civil que en septiembre, a través de un grupo de la red social Facebook, recibió numerosos mensajes en que se animaba a hacerle un "escrache", con un supuesto perfil falso difundiendo contenidos que llegarían al "acoso". Tras las diferencias que han provocado la ruptura en el Grupo de IU habría razones de tipo económico tras la organización de las liberaciones en el gobierno local.

El alcalde de Huétor Vega (PSOE) mantiene las competencias de los ediles expulsados de IU
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad