domingo 16/1/22

Juan Romero

ALMERÍA.- REGA-Almería recuerda que ha pasado casi un mes desde que 637 regantes presentaran sus firmas para solicitar a la actual Junta de Gobierno que preside Juan Romero la convocatoria de una Asamblea general de carácter extraordinario. En esa fecha los regantes anunciaron que si no se procedía a convocar en tiempo y forma esta Junta General, irían a los tribunales, promesa que mantienen a día de hoy.

REGA recuerda que según se dispone en los Estatutos de la Comunidad de Regantes Sol y Arena, la Junta de Gobierno tendría unos plazos para reunirse y fijar la celebración de la Junta General a partir de la recepción de la documentación, que fue entregada el 8 de febrero, por lo tanto estos plazos estarían a punto de cumplirse y hasta el momento no se ha hecho pública ninguna información relativa a esta convocatoria por lo que REGA entiende que la actual Junta de Gobierno podría estar menoscabando los derechos de los comuneros, recogidos también en los Estatutos, y cometiendo un delito tipificado como muy grave en el reglamento de la Comunidad, que fue aprobado por el propio presidente actual.

Estos regantes presentaron en la sede de la Comunidad de Regantes un requerimiento notarial para informar a la Junta de Gobierno de Sol y Arena de la obligación de convocar una Junta General Ordinaria, además de este requerimiento se presentó un acta notarial con las firmas de estos 637 comuneros que incluyen el Orden del Día para esta asamblea y un recordatorio de los artículos de los estatutos y normativa aplicables a la convocatoria y celebración de la Junta Extraordinaria.

Juan Romero, lejos de atender esta petición, prefiere hacer “la guerra” por su cuenta haciendo oídos sordos a las peticiones hechas por miembros de su propia Comunidad, lo que sin duda le acarreará consecuencias judiciales tanto a su persona como a los miembros de la actual Junta de Gobierno, que ignoran este requerimiento presentado por el 18% del censo, cuando los Estatutos exigen sólo el 8%.

Mientras tanto, Juan Romero sigue con las obras, incorporando nuevos comuneros a la Comunidad Comarcal Sol y Arena, que recordemos es Comunidad de Bienes, por lo que la incorporación de nuevos miembros debe estar sometida y aprobada en Junta General. Además, insistimos en el oscurantismo existente en cuanto a la cantidad que se cobra a estos nuevos miembros, muchos de los cuales no eran regantes anteriormente, ni tampoco se conoce la cuenta en la que se está ingresando estas cantidades.

También es sospechoso, que el señor Romero se empeñe ahora en mandar cartas a los comuneros, en las que insiste en las bondades de la transformación de la Comunidad de regantes en una SAT, en su propuesta de subir el precio del agua y en la realización de derramas a los comuneros, acciones que recordemos fueron rechazadas por los comuneros en la anterior Asamblea.

Por su parte, REGA se congratula de que se esté informando mediante carta a los comuneros, cartas que están llegando a su destino sin problemas (y a diferencia de otras ocasiones) y le recuerda que el 18% del censo de la comunidad le ha solicitado una convocatoria de asamblea extraordinaria para que someta su puesto a la decisión de los comuneros.

REGA recuerda que en su día los actuales dirigentes de Sol y Arena se postularon como las personas que iban a democratizar Sol y Arena, sin embargo, con el paso de los años los agricultores nos hemos encontrado con un “muro” infranqueable y un oscurantismo que deseábamos olvidar. Por este motivo se insiste a Juan Romero y a su Junta de Gobierno que accedan a la petición de estos regantes que con sus firmas reclaman un cambio en Sol y Arena

REGA llevará a los tribunales a la junta de gobierno de Sol y Arena si no convoca asamblea
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad