miércoles. 21.02.2024

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)

El Ibex 35 sigue imparable en su particular 'rally navideño' adelantado y este viernes ha concluido su quinta semana consecutiva al alza con una subida del 2,03%, hasta situarse en los 10.140,8 puntos, máximos no vistos desde mayo de 2018, motivado por la perspectiva cada vez más alentada -y participada incluso por los comentarios de algunos miembros de los bancos centrales- de que los tipos de interés se recortarán el próximo año.

Este escenario se produciría además, en un contexto marcado por la progresiva caída de la inflación y una desaceleración económica suave que esquivaría la recesión y bruscas caídas de la actividad económica, del empleo y de los beneficios empresariales.

En ese sentido, el Ibex 35 ha cogido un fuerte impulso en las últimas semanas y ayer cerró noviembre con un avance acumulado del 11,54%, su mejor dato en tasa mensual desde noviembre de 2020; mientras que, en lo que va de 2023, la plaza española se revaloriza un 23,23%.

Las mencionadas previsiones optimistas de los inversores se han sostenido esta semana con la publicación de datos inflacionistas y de actividad económica a lo largo del mundo, tales como que la inflación interanual de la zona euro se ha moderado en noviembre más de lo previsto, hasta el 2,4%, medio punto porcentual por debajo del dato del mes anterior y su lectura más baja desde julio de 2021.

Además, se publicó ayer que la tasa de paro de la eurozona se situó el pasado mes de octubre en el 6,5%, mínimo de toda la serie histórica, donde permanece estable desde el pasado mes de marzo, a pesar de la desaceleración económica, mientras que en el conjunto de la Unión Europea se mantuvo estable en el 6% por quinto mes consecutivo.

De su lado, en la víspera también conoció el mercado que la inflación PCE de Estados Unidos -una de las medidas de mayor referencia de la Reserva Federal (Fed) a la hora de orientar su política monetaria- en octubre se ha moderado al 3% en octubre y la subyacente ha caído hasta el 3,5%.

Esta viernes el selectivo se ha visto impulsado por los datos del sector manufacturero de China, de la eurozona y de Estados Unidos, y sin verse afectado por la reanudación del conflicto palestino-israelí tras la tregua de la última semana.

En concreto, el índice PMI manufacturero (Caixin) de China ha repuntado en noviembre más de lo esperado, al elevarse en 1,3 puntos, hasta niveles de 50,7; el de la eurozona ha revelado el deterioro del sector manufacturero (PMI) por decimoséptimo mes consecutivo, aunque a un ritmo menos intenso que en el mes anterior.

De su lado, la actividad del sector manufacturero de España ha continuado deteriorándose en el mes de noviembre, ampliando a ocho meses consecutivos la secuencia de caída, aunque a un ritmo también inferior al del mes anterior.

Por su parte, el sector manufacturero (PMI) en Estados Unidos en noviembre ha mostrado un deterioro por el que se ha pasado del terreno expansivo al recesivo.

En este contexto, en el cómputo semanal han destacado las subidas de Merlin (+8,83%), Solaria (6,19%), ArcelorMittal (+4,99%), Acciona (+4,62%) y Telefónica (4,62%), que además ha destacado en la agenda empresarial por el anuncio de un ERE que podría afectar a 2.500 trabajadores.

Por contra, la peor evolución semanal ha sido para Mapfre (-3,15%), Fluidra (-1,57%); Grifols (-0,99%), Caixabank (-0,99%), Indra (-0,35%) y Bankinter (-0,25%).

Las bolsas europeas también han echado el cierre a la semana con avances: Londres ha sumado el 0,55%; París el 0,73%; Milán el 1,69% y Fráncfort el 2,3%.

A la hora de cierre en el Viejo Continente, el precio del barril de petróleo de calidad Brent, referencia para el Viejo Continente, se situaba en los 81,1 dólares, un 0,8% más respecto al cierre del pasado viernes, mientras que el de Texas se apreciaba un 0,98%, hasta los 76,27 dólares.

Los expertos de Banca March han comentado en un informe que, tras la reunión celebrada ayer por la OPEP+, por la que se extendieron los recortes de producción y se incorporó a Brasil como miembro, el grupo de países productores de crudo no ha conseguido el impacto deseado (algunos Estados, como Angola, han rechazado los recortes de oferta).

En el mercado de divisas, la cotización del euro se abarataba un 0,55% en la semana frente al dólar, a 1,0877 'billetes verdes', en tanto que en el mercado de deuda, el interés exigido al bono español a 10 años ha cerrado en el 3,353% tras restar casi treinta puntos básicos en la semana -el equivalente a casi tres décimas-, con la prima de riesgo (el diferencial con el bono alemán) en los 99,5 puntos.

EL ORO, EN CAMINO DE SUS MÁXIMOS HISTÓRICOS

Por su parte, la cotización del oro troy subía casi el 3% en la semana y la onza se negociaba en los 2.060 dólares, máximos desde el pasado mayo (entonces el activo refugio se vio afectado por la tensión en el conflicto ucranio y los coletazos derivados de la crisis de la banca regional estadounidense así como la quiebra de Credit Suisse del pasado marzo).

Asimismo, el metal precioso cotiza al filo y en dirección a sus máximos históricos del 7 de marzo de 2022, cuando la onza tocó los 2.075 dólares, por el comienzo dos semanas antes de la invasión rusa de Ucrania. A su vez, también rondó esos niveles en agosto de 2020 tras el estallido de la pandemia.

El Ibex 35 sube el 2% en la semana y conquista máximos de mayo de 2018 sobre los 10.100...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad