martes. 16.08.2022

Encuentro de autocaravanas en la provincia de Almería

ALMERÍA.- La Asociación de Empresarios de Camping de Almería, AECA, y la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de Almería (ASHAL) han  presentado sendos escritos al Ayuntamiento de Roquetas de Mar en los que recogen  las alegaciones a la ordenanza municipal de autocaravanas que se está elaborando y en la actualidad se encuentra en exposición pública. 

Desde ambas organizaciones  se apunta la necesidad de acompañar la creación de zonas de estacionamiento reservadas a autocaravanas junto a otras medidas complementarias, como la señalización de prohibir aparcar en zonas sensibles, representativas y turísticas del municipio para evitar las concentraciones en determinados espacios públicos tales como edificios y avenidas representativas de la ciudad y en aquellos donde por su volumetría se dificulten las visualizaciones de éstos, de la costa o del paseo marítimo.También entienden que en cualquiera de los casos en estas señalizaciones, dado que supondrán un gasto municipal, se debe establecer un precio por la contraprestación. 

Para AECA y ASHAL, confiar el control de las 72 horas/semana en las zonas de estacionamiento de autocaravanas  a la cumplimentación o no de un formulario web resulta ingenuo, por lo que apuntan a que se debe obligar a su exhibición en el parabrisas para asegurar la eficacia de la medida y controlar que se produce  la debida rotación de plazas.

 

Sobre las áreas de servicio, las asociaciónes hosteleras proponen establecer zonas con una distancia mínima de seis kilómetros entre unas y otras,  incluyendo necesariamente a los campings  en el cómputo, al ser empresas que pueden prestar todo tipo de servicios a autocaravanas y caravanas,   y en cualquiera de los casos que estas áreas de servicio no estén en primera línea de playa, zonas de dominio público, lugares de especial importancia,  de interés visual y, en general,  lugares privilegiados, ya que éstos “son para el disfrute de la ciudadanía en general y no para uso particular de unos cuantos”. En este sentido, ponen como ejemplo la ordenanza municipal de Níjar. 

Finalmente, ambas entidades entienden  que la ordenanza debe recoger un precio público para las zonas de estacionamiento de autocaravanas, acorde con el coste de su implantación y los servicios que implica y en consonancia con el pago que todo roquetero debe hacer por recogida de basuras, agua potable, alcantarillado o alumbrado. E igualmente, piden  al Consistorio que esta normativa que se está preparando afecte también a las caravanas.

Por su parte, Ashal apunta a la obligatoriedad de que las zonas de estacionamiento de autocaravanas que permiten la pernoctación por uno o más días, estén incluidas en el concepto de campamento de turismo y, por tanto, queden sujetas a la obligacion de registro documental prevista en la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana (es decir, la obligatoriedad de cumplimentar los llamados partes de entrada de viajeros o ficha de policía).

Empresarios de Camping de Almería y ASHAL presentan alegaciones a la ordenanza de...
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad