lunes 25/10/21

El seminario Líderes del Futuro de la Fundación Eduarda Justo impulsa a los jóvenes almerienses

Aspecto del seminario

CANTORIA.- El seminario Líderes del Futuro de la Fundación Eduarda Justo ha celebrado en la sede de la empresa Cosentino en Cantoria, su octava edición, en la que han participado noventa jóvenes. El emprendimiento, la perseverancia, el idealismo, la ilusión y el esfuerzo han sido las palabras que han protagonizado las charlas. Juan Martínez Barea, director de la Fundación, ha querido “despertar el motor” que los asistentes llevan dentro “para ser las locomotoras que muevan el mundo”.

Entre los ponentes de las tres jornadas, que comenzaron el jueves y concluyeron hoy sábado, han destacado el propio Juan Martínez Barea, emprendedor tecnológico, Álvaro Leiva, director de operaciones de Universal Diagnosis, Javier Campos, aventurero, Antonio Lorente Lamarca, empresario, Nicolás Alcalá, cineasta y empresario, Miguel Milano, presidente de Salesforce.com, Raycho Raychev, emprendedor múltiple, Laura Pachecho, ilustradora, Azahara García Espejo, promotora de Irembo Foundation, y Francisco Martínez Cosentino, presidente de Grupo Cosentino. Todos ellos han explicado a los asistentes las claves para lograr los objetivos en la vida y ser verdaderos líderes.           

Tras ser inaugurado por el presidente de la Fundación Eduarda Justo, Eduardo Martínez Cosentino, quien dijo que “vuestro liderazgo va a construir una sociedad más justa y mejor”, Juan Martínez Barea tomó la palabra para afirmar que en “estas cuarenta y seis horas de seminario pretendemos cambiaros la vida”. El director puso algunos ejemplos de jóvenes que pasaron por estas jornadas en ediciones anteriores y posteriormente lograron cumplir los sueños que se habían propuesto.

Álvaro Leiva profundizó en los principales puntos del liderazgo, entre los cuales se encuentra, según este directivo: “perseguir lo que te apasiona, planificar, ser ambicioso e idealista”, valores que se relacionan muy bien con el “mejor momento de la Humanidad”, como afirma Barea, para el que la “aceleración tecnológica, la hiperconectividad y cuatro mil millones de personas emergentes nos están brindando una oportunidad fantástica, como nunca antes se había vivido”. A última hora de la jornada los alumnos vieron un documental sobre la vida del explorador Ernest Shackleton, un inglés que a principios del siglo XX lideró un viaje al polo sur con decenas de hombres, una epopeya todavía hoy recordada.

Antonio Lorente Lamarca: “los sueños se cumplen”

El empresario almeriense Antonio Lorente Lamarca, en una charla muy emotiva, detalló sus logros deportivos después de que los médicos le auguraran una difícil recuperación por una lesión en el tendón de Aquiles. “Me puse a montar en bicicleta de Almería a Cabo de Gata, un día tras otro, y poco después estaba haciendo la prueba Titan Desert y también la ruta más dura del planeta, Madrid-Lisboa sin descanso”. Lorente Lamarca, que dijo no ser “ningún deportista sino un empresario” habló de este apartado de su vida, cuando en sus comienzos en la universidad su padre no le daba dinero sino “jamones para vender, con lo que al final de la carrera tenía un negocio creado”.

El aventurero Javier Campos volvió al seminario un año más y habló de su última experiencia en la ruta 40 de Argentina, “más de cinco mil kilómetros, treinta y dos mil kilómetros de desnivel, un frío extremo, pero con maravillosas sensaciones por realizar algo diferente a lo que había hecho hasta ahora”.

Nicolás Alcalá, director del proyecto cinematográfico “El cosmonauta”, ganador de la competición nacional “Call to innovation” y fundador y director de “Future Lighthouse”, destacó que hoy “las estructuras están cambiando y que hay que pensar a lo grande porque todo se puede conseguir; la única certeza es la incerteza, por eso debemos adaptarnos mejor y luchar, ser perseverantes”.

Los alumnos del seminario también tuvieron tiempo de visitar la fábrica de Dekton de Cosentino, una de las más avanzadas de España, con un alto grado de robotización en las líneas de producción. Posteriormente escucharon a Miguel Milano, quien ha participado en este seminario desde su primera edición, celebrada en 2008. Milano dio “los once consejos para conquistar el mundo”, haciendo especial hincapié en “master english”, es decir, aprender verdaderamente bien el inglés porque es “el idioma que mueve el mundo”.

En esta jornada participó la ilustradora almeriense Laura Pacheco, colaboradora de SModa, de El País, quien perdió en su día su trabajo como restauradora, “lo que me hizo tomar un nuevo camino en el campo de la ilustración, por lo que hoy soy muy feliz, pues estoy haciendo algo que me entusiasma”. Raycho Raychev, un emprendedor búlgaro creador de microsatélites espaciales, se conectó desde Sofía (Bulgaria) para contar su historia, un ejemplo de superación. 

Francisco Martínez-Cosentino: “No perdáis el tiempo, es lo más maravilloso de la vida” 

La última jornada la abrió la almeriense Azahara García Espejo, quien fue becaria de la Fundación Eduarda Justo y actualmente es la responsable de Irembo Foundation, una organización educativa que está ayudando al progreso de una comunidad de Ruanda. García Espejo despertó la admiración y los aplausos de los jóvenes explicando su iniciativa solidaria, con fotografías y vídeos.

Por último, Francisco Martínez-Cosentino cerró el seminario de este año recordando sus inicios empresariales, las dificultades que pasó y “lo importante que ha sido siempre la constancia y el estar rodeado de un buen equipo”. El presidente de Grupo Cosentino considera que “lo más maravilloso de la vida es enseñar a los demás” y animó a los asistentes a que “cuando os vayáis por esa puerta empecéis a ser palancas para el cambio y el progreso”.

 Juan Martínez Barea hizo un resumen final del seminario antes de que Eduardo Martínez-Cosentino diera unas conclusiones, manifestando al mismo tiempo el agradecimiento a los presentes, organizadores, técnicos, etc. “Sois los líderes del futuro”, afirmó.

El seminario Líderes del Futuro de la Fundación Eduarda Justo impulsa a los jóvenes...
Comentarios