lunes. 20.05.2024

Laboratorio

EL EJIDO.- El Centro Universitario Analítico Municipal ha ampliado durante el último año el alcance de acreditación con la incorporación de 108 nuevos plaguicidas. Durante todo el año 2013, el laboratorio municipal ha desarrollado su actividad en las nuevas instalaciones sitas en la Avenida Nicolás Salmerón (antigua nave de Ejidomar), hecho que junto al nuevo horario de atención ampliado por la tarde ha permitido mejorar de forma significativa el servicio que reciben los agricultores y comercializadoras del sector.

Las nuevas instalaciones con las que está dotado este centro han permitido incrementar el número de análisis, habiendo sido este año las matrices más analizadas las de pimiento, calabacín, pepino y tomate, siendo por el contrario las de berenjena, melón y sandía las más reducidas; además, por primera vez, se han hecho análisis para comprobar la calidad del plástico de cubierta de invernaderos.

El concejal responsable del área de Agricultura y Medio Ambiente en el Ayuntamiento de El Ejido, Manuel Gómez Galera, ha resaltado que este año se ha superado con éxito la auditoria de reevaluación de la ENAC (Entidad Nacional de Acreditación) y, en este sentido, “se ha ampliado el alcance de acreditación con 108 nuevos plaguicidas más en frutas y hortalizas, introduciéndose parámetros como el color, carbono orgánico total, amonio, cloro, cianuros totales, oxidabilidad y distintos metales en aguas de consumo; parámetros que hay que analizar obligatoriamente para las aguas de consumo”.

En la actualidad, el laboratorio municipal tiene capacidad para analizar un total de 343 materias activas en un análisis multirresiduos, de las cuales 227 están acreditadas. Además, este año se ha puesto a punto la determinación del ión perclorato en frutas y hortalizas, aguas y suelos. “De todos es sabido la importancia que tiene este contaminante para poder comercializar en determinados mercados y no menos importante ha sido la puesta en marcha de la técnica para analizar metabolitos de la Flonicamida”, añade Gómez Galera.

La estrategia seguida por el CUAM está basada en la premisa de que cuanto mayor número de plaguicidas sea analizado en cada muestra, mayor es también el control sobre esa muestra, por lo que el laboratorio está continuamente trabajando para ir aumentando el número de plaguicidas incluidos en sus análisis y, en concreto, para ajustarse a los que exige el reglamento de Ejecución (UE) Nº 788/2012, relativo a un programa de control plurianual de la Unión para 2013, 2014 y 2015. Dicho programa está destinado a garantizar el respeto de los límites máximos de residuos de plaguicidas en los alimentos de origen vegetal y anima a evaluar el grado de exposición de los consumidores de estos residuos, así como el análisis de metabolitos para cumplir con las definiciones de residuo.

El general, el CUAM ha ampliado notoriamente el número de análisis agrícolas que realiza anualmente, así como el número de análisis de suelo, nutricionales de foliares y de aguas de riego y disoluciones nutritivas. De la misma manera también se han incrementado análisis relativos a las aguas potables del municipio, así como al control de las aguas de baño y duchas durante el verano.

Este aumento del número de análisis y la mejora de los servicios en general ha sido posible gracias al impulso que desde el equipo de gobierno se ha dado a este centro de analíticas agrícolas con la introducción de nuevas tecnologías y su traslado a dependencias más amplias y modernas que han posibilitado la incorporación de importantes herramientas de gestión, la ampliación de los tipos de análisis microbiológicos que se venían realizando, así como la conexión mediante fibra óptica al resto de dependencias municipales. De esta forma, se pueden consultar los informes de ensayo en el mismo tiempo que se produzca la validación de los mismos gracias al sistema de fibra óptica que permite gestionar, de forma rápida y eficaz, la transmisión de los datos.

Asimismo, la implantación de la firma digital en los informes de ensayo ha permitido ganar tiempo en los envío de resultados a los clientes, así como que éstos puedan disponer del original del documento de forma inmediata.

De esta manera, el CUAM, que es reflejo del firme compromiso con la seguridad alimentaria que ofrece al mercado el sector productor y comercializador de frutas y hortalizas del municipio, “ya se ha convertido en un laboratorio de análisis agrícola puntero en el sector y que ofrece una amplia variedad de servicios que vienen a contribuir al desarrollo de una agricultura cada día más competitiva”, apunta Gómez Galera.

“El objetivo del gobierno municipal de convertir el laboratorio municipal CUAM en un centro de investigación más accesible, que dé a conocer su trabajo y favorezca la interrelación con las distintas empresas del sector para intercambiar impresiones y conocimientos que contribuyan a mejorar la calidad de la producción agrícola, es ya un hecho, aunque hay que seguir trabajando para incorporar nuevas mejoras que permitan a este laboratorio seguir siendo referente en los análisis agrícolas”, asevera el concejal.

El laboratorio CUAM ha ampliado en un año el alcance de acreditación con 108 nuevos...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad