viernes. 01.03.2024

VALENCIA/MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

El presidente de Mercadona, Juan Roig, ha abogado por "perseguir" una bajada de los costes con el fin de abaratar los precios de venta al público (PVP).

"Nos estamos enfrentando a escenarios ni imaginables ni previstos que han traído, entre otros factores, un importante incremento de la inflación", ha señalado Roig, quien ha asegurado estar muy preocupado por el aumento de los precios porque afecta más a las rentas más bajas.

A este respecto, durante la presentación de resultados de la compañía en 2022, ha señalado que Mercadona "ha hecho de dique de contención de precios, al ser capaz de poner en marcha numerosas medidas para reducir los costes y mejorar la productividad, con las que ha evitado trasladar parte del incremento de costes sufrido al precio final".

En este sentido, ha concretado que "los precios de los productos que comercializa en sus lineales han subido un 10% de media, frente al incremento del 12% experimentado por los precios de coste en origen, dos puntos de diferencia que han incidido negativamente en el margen de la compañía, que ha sido 0,6 puntos menor que en 2021".

"Hemos conseguido paliar dos puntos que para nosotros es muchísimo, 600 millones, nos hemos dejado la piel para intentar paliar estos dos puntos", ha remarcado Roig.

Roig ha reconocido, no obstante, que los precios de venta en los supermercados de la firma han subido "una burrada", como él nunca había visto, pero ha asegurado que la compañía se ha "dejado la piel" para repercutir menos costes a los consumidores y ser "dique de contención" entre la cadena de valor y el público. Según el empresario, si no se hubieran subido los precios, "el desastre de la cadena de producción hubiera sido impresionante".

Las declaraciones de Roig llegan el mismo día en que el INE ha publicado los datos definitivos de inflación de febrero. En concreto, el Índice de Precios de Consumo (IPC) subió un 0,9% en febrero en relación al mes anterior y elevó una décima su tasa interanual, hasta el 6%, por el encarecimiento de la electricidad, de los paquetes turísticos y de los alimentos, que dispararon sus precios un 16,6% respecto a febrero de 2022.

En ese sentido, ha defendido que "solo si generas ofertas puedes bajar los precios" y ha tildado de "imposible" e "irrealizable" establecer un tope de los precios de la cesta de la compra, porque estos "dependen de la oferta y demanda de productos", por lo que ha defendido que se debe "hacer más productiva la economía" desde la gestión.

Así lo ha constestado tras ser preguntado por la posibilidad de que se fije un tope a los precios de venta de la cesta de la compra para combatir la inflación o se implementen medidas como la del Gobierno de Francia, que establece una cesta básica de compras a precios reducidos.

"Topar los precios es imposible, es como decir que el agua no moja. Toparíamos si el proveedor nos topara precios, pero no sabemos lo que va a pasar si subimos el precio de venta de 30 productos, mañana pueden subir precios por cualquier acontecimiento", ha expuesto el empresario.

Roig ha señalado también la "complejidad" de la escalada de precios debido a la globalización, que ha ejemplificado en que los tomates han subido su precio un 50% en 2022 debido al incremento del gas, pasando de 1,39 a 2,05 euros, ya que en el resto de países europeos no salió rentable cultivarlos en invernaderos y recurieron a la "huerta de Europa" y, con el aumento de demanda, subieron los precios.

Así, ha afirmado que, ante este escenario, los supermercados se encuentran con dos opciones: "comprar tomate o dejar a los clientes sin tomate".

Del mismo modo, ha explicado que el incremento de demanda de China ha llevado a que el precio de cerdo en canal pase de 1,05 euros en enero de 2021 a 1,96 en la actualidad. También ha puesto como ejemplo el aceite de girasol, que valía 1,60 euros el año pasado y pasó a 3,20 euros porque Mercadona traía "el cien por cien de Ucrania". Ha recordado que hubo un desabastecimiento que obligó a limitar las ventas. Asimismo, y por el ascenso de temperaturas, ha pronosticado una bajada del coste de las verduras.

"TENSIÓN" CON PROVEEDORES

El presidente de Mercadona ha expuesto que los gastos de la empresa se han incrementado en 22.500 millones de euros. "Hemos tratado de hacer un dique de contención" en los precios y "hemos tenido tensión con los proveedores", porque "nos hemos estado peleando con ellos muchísimo" para tratar de limitar una subida de precio que él personalmente "no ha vivido nunca" hasta ahora. De hecho, ha comentado que han "tensionado tanto con los proveedores que alguno ha dejado de producir".

"Eso de que un distribuidor puede poner los precios que quiera es imposible", porque el cliente se va a su competencia. "A los tenderos no nos gusta subir los precios, nos gusta bajarlos", ha asegurado, antes de añadir: "Hemos subido una burrada los precios, tienen razón, pero hay que hacer sostenible toda la cadena" y, "si no hubieramos subido precios, el desastre en la cadena de producción habría sido impresionante".

Por otra parte, el empresario ha destacado la contribución "histórica" de Mercadona este año, al aportar 2.263 euros a las arcas públicas, y ha criticado que no se deflactaran los efectos de la inflación en el IVA y el IRPF. Sin embargo, ha considerado que la reducción del IVA en productos básicos "estuvo muy bien".

Roig (Mercadona) aboga por perseguir una bajada de los costes para abaratar los precios...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad