martes. 28.05.2024

Aprobados todos los puntos del orden del día de la junta general de accionistas, entre los que figuraba la reelección de Fainé MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, ha dado la bienvenida a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) --entidad dependiente del Ministerio de Hacienda-- y a la operadora saudí STC en el accionariado de la compañía, según ha manifestado el directivo en su discurso en la junta general de accionistas de la empresa.

"Entendemos el interés que Telefónica suscita en la comunidad inversora, entendemos a todas las partes que quieren estar en Telefónica porque Telefónica es parte del futuro, un futuro por el que ha apostado. Damos la bienvenida a los que han decidido participar en ese futuro y, por supuesto, agradecemos a los que han recorrido el camino con nosotros, grandes y pequeños porque supieron ver dónde había que estar", ha asegurado.

La operadora saudí STC desembarcó sorpresivamente en el accionariado de Telefónica al adquirir el 9,9% del capital social de la compañía --un 4,9% a través de acciones directas y el otro 5% en derivados financieros-- por un importe de 2.100 millones de euros.

Para hacer efectivo ese 5%, STC requiere la aprobación del Gobierno debido a la normativa vigente en materia de inversión extranjera en empresas estratégicas, si bien el ministro para la Transformación Digital y de la Función Pública, José Luis Escrivá, ha afirmado este viernes en Los Desayunos Informativos de Europa Press que al Gobierno no le consta que la compañía saudí haya solicitado todavía alcanzar esa participación del 9,9%.

En reacción a la llegada de STC (que está controlada por el fondo soberano saudí Public Investment Fund, PIF), a finales del año pasado el Gobierno ordenó a la SEPI adquirir hasta el 10% del accionariado de Telefónica.

Hasta la fecha, la SEPI ya ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) una posición del 3,044%, si bien fuentes del mercado han apuntado a Europa Press que el Estado ya tiene otro 2% aparcado en derivados financieros.

Asimismo, el ministro de Economía, Carlos Cuerpo, señaló recientemente que el Gobierno solicitará un asiento en el consejo de administración de Telefónica.

En este contexto, Álvarez-Pallete ha señalado que los nuevos accionistas, en referencia a la SEPI y a STC, a quienes no ha mencionado expresamente, contribuirán a la "estabilidad accionarial" de la compañía.

Por otro lado, y si bien tampoco los ha citado específicamente, Álvarez-Pallete también ha agradecido al grupo La Caixa (CriteriaCaixa y Caixabank) y a BBVA su participación en la compañía, dado que ambos conforman el 'núcleo estable' en el accionariado de la teleco.

En esa línea, el grupo La Caixa ha elevado recientemente su participación en el accionariado después de que CriteriaCaixa incrementase su peso en la compañía del 2,69% al 5,007%, por lo que si se suma al 2,51% que posee Caixabank el grupo es, al menos momentáneamente, el principal accionista de la empresa con el 7,517%.

Sin embargo, se prevé que esa situación cambie cuando la SEPI complete la adquisición del 10% de la compañía y que STC haga efectivo el 5% que, de momento y a la espera de la aprobación del Gobierno, posee en derivados financieros.

VOTACIONES

En cuanto a las votaciones en la junta de accionistas, se han aprobado todos los puntos que formaban parte del orden del día, entre los que se incluía un plan de incentivos a largo plazo consistente en la entrega de acciones a los directivos del grupo por un importe máximo de 200 millones de euros.

La operadora ya explicó que el grupo de potenciales partícipes de este plan de incentivos a largo plazo está compuesto por, aproximadamente, 730 directivos de la compañía, incluidos los consejeros ejecutivos.

"El plan tendrá una duración total de cinco años y se dividirá en tres ciclos de tres años de duración cada uno de ellos (es decir, con entrega de las acciones que correspondan en cada ciclo una vez transcurridos tres años desde el inicio de cada ciclo), independientes entre sí", detalló la empresa.

Por otro lado, los accionistas de Telefónica también han dado su visto bueno a la reelección de Isidro Fainé, Verónica María Pascual Boé, José Javier Echenique Landiríbar, Peter Löscher y Claudia Sender como miembros del consejo de administración de la compañía.

También han ratificado los nombramientos por cooptación de Solange Sobral y Alejandro Reynal como miembros del máximo órgano de decisión de la operadora.

En ese sentido, cabe destacar que el pasado 26 de enero Isidro Fainé --presidente de CriteriaCaixa y de la Fundación La Caixa-- cumplió 30 años desde su primer nombramiento como miembro del consejo de administración de Telefónica, del cual es vicepresidente en calidad de dominical.

Fainé, de 81 años, desembarcó en el consejo de administración de la operadora el 26 de enero de 1994 y es el miembro del máximo órgano de decisión de Telefónica que lleva más tiempo en el asiento.

Otra de las propuestas aprobadas por los accionistas es la reducción del capital social de la empresa mediante la amortización de acciones propias por un importe de 80,29 millones de euros y un dividendo de 0,3 euros con cargo a los resultados de 2023 y pagadero en dos tramos.

El primer pago, de 0,15 euros en efectivo por acción, se realizará el 20 de junio de 2024, mientras que el segundo pago, de 0,15 euros en efectivo, se abonará el 19 de diciembre de 2024.

Otros asuntos incluidos en el orden del día de la junta general de accionistas de Telefónica y que han sido aprobados son las cuentas de la compañía, la reelección de la consultora PWC como auditora de las cuentas para el ejercicio 2024 y la votación consultiva del informe anual de 2023 sobre remuneraciones de los consejeros.

Telefónica da la bienvenida en su accionariado a la SEPI y a la operadora saudí STC
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad