martes 7/12/21

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha descartado que la fusión con CaixaBank disminuya el nivel de competencia en el sector bancario español y ha asegurado que entiende las condiciones que ha impuesto la Comisión Nacional del los Mercados y la Competencia (CNMC) a la operación, que en ningún caso alteran los planes.

Así lo ha señalado durante su intervención en el 'I Simposio del Observatorio de las Finanzas' organizado por El Español e Invertia, después de que la CNMC autorizase la operación pero sujeta al cumplimiento de una serie de compromisos presentados por el nuevo grupo para solventar algunos riesgos de competencia observados en determinadas áreas.

Goirigolzarri ha firmado que estas condiciones "no alteran los planes" y ha explicado que el supervisor ha visto que en banca minorista había "cierta sensibilidad e impacto en la competencia" en zonas en las que la nueva CaixaBank se convertía en la única entidad, tras la absorción de Bankia, tanto por razones de competencia como de inclusión financiera.

"Hemos propuesto a la CNMC, y le ha parecido razonable, que durante tres años mantengamos una situación especial en términos de condiciones en esos códigos postales y entiendo perfectamente las cuestiones que planteó la CNMC. Creo que la propuesta nuestra es muy razonable, muy buena para la competencia y no modifica en lo esencial nuestra estrategia", ha señalado el directivo.

El presidente de Bankia ha descartado que la fusión de CaixaBank y Bankia reduzca el nivel de competencia en el sector bancario español, como demostraría el hecho de que las empresas españolas se están financiando a tipos más bajos que las alemanas y las hipotecas se firman en el país a tipos más bajos que en el resto de Europa.

"No ha habido un descenso de la capacidad competitiva en absoluto. Son cuotas típicas dentro de la UE y, por tanto, no veo que nuestra operación signifique una reducción de competencia, como muy bien ha visto la CNMC, que ha puesto esas condiciones y ese foco que entiendo perfectamente, pero dentro de ese sentimiento general de que esto no reduce en absoluto el nivel de competencia", ha apostillado Goirigolzarri.

Por otro lado, el directivo ha descartado que la fusión tenga alguna implicación política, pues se trata de una operación que tiene "un fundamento absolutamente profesional y una lógica industrial y financiera clarísima".

"Lo ha dicho el mercado con la reacción que hemos tenido en la cotización de Bankia y de CaixaBank", ha destacado Goirigolzarri, para mostrar su convencimiento en que la fusión "es muy buena para Madrid, para Cataluña y para toda España".

Preguntado por la posibilidad de que la nueva CaixaBank dé el salto internacional más allá de España y Portugal, el directivo ha explicado que la entidad debe concentrar sus esfuerzos en un proceso de fusión que requiere "una integración impecable" que no es sencilla.

"En la vida hay que ir paso a paso", ha señalado Goirigolzarri, para añadir que, una vez se complete la integración de Bankia en CaixaBank, "se podrá hablar de otras cuestiones", aunque cree que las fusiones transeuropeas todavía no son un movimiento posible en el corto plazo por los fuertes riesgos de implementación que conllevan y porque las sinergias que plantean "no son evidentes".

ESPERA UN SEGUNDO TRIMESTRE MEJOR QUE EL PRIMERO

En cuanto a las previsiones macroeconómicas, el presidente de Bankia ha reconocido que el primer trimestre "ha decepcionado un poco" y supedita la recuperación económica a la velocidad en la vacunación.

"Creo que en los próximos meses tendremos un proceso de vacunación con mucho más brío y, si eso es así y se cumplen las expectativas que tenemos, estoy visualizando un segundo trimestre más fuerte que el primero, pero un tercero y cuarto con potencia", ha apuntado.

Sobre el papel de la banca en la recuperación económica, Goirigolzarri ha reconocido que "todavía queda mucho camino por delante", un camino que CaixaBank afronta con una fortaleza financiera "extraordinaria" que se ha visto reforzada con la fusión.

El directivo cree que las ayudas directas "son un paso en la buena dirección" y tiene "toda la esperanza puesta en los fondos europeos", pues suponen una oportunidad para salir de la crisis con una gran transformación.

En su opinión, la banca debe jugar un papel muy relevante desde el punto de vista de la financiación, por su capilaridad y experiencia en la gestión de riesgos. "Me parece que el papel de la banca en esta instrucción de fondos tiene que ser muy importante y es un ejemplo de la importancia de la colaboración público-privada", ha sostenido.

Goirigolzarri entiende las condiciones de CNMC a la fusión CaixaBank-Bankia, que no...
Comentarios