lunes. 20.05.2024

FRANKFURT (ALEMANIA), 15 (dpa/EP)

El presidente honorífico del Bayern Múnich, Uli Hoeness, aseguró este lunes no saber nada sobre la finalidad de un supuesto pago del empresario francés Robert Louis-Dreyfus al fallecido Franz Beckenbauer y cuyo destino fuese comprar para Alemania la concesión del Mundial de 2006.

"No sé para qué era el dinero", declaró Hoeness en el cuarto día de un juicio por evasión fiscal contra antiguos altos cargos del fútbol alemán donde descartó que el dinero se utilizara para comprar votos para conceder a Alemania el Mundial de 2006. "La FIFA era un grupo bastante corrupto por aquel entonces, incluso se podía pensar en comprar un Mundial, pero sigo convencido de que la Federación Alemana de Fútbol (DFB) y Alemania no lo hicieron. Estoy seguro de ello", señaló.

En el juicio, los expresidentes de la DFB Wolfgang Niersbach y Theo Zwanziger, así como el exsecretario general de la DFB Horst R. Schmidt, están acusados de evasión fiscal por haber declarado un pago como gastos de funcionamiento, aunque todos ellos rechazan esta acusación.

Los cargos se centran en los 6,7 millones de euros (7,13 millones de dólares) que la DFB transfirió a través del organismo rector del fútbol mundial, la FIFA, al fallecido empresario Robert Louis-Dreyfus. El dinero se declaró como pago de una gala del Mundial que nunca se celebró.

El legendario exjugador Franz Beckenbauer, jefe del comité organizador del Mundial de 2006, había recibido un préstamo por la misma suma de Louis-Dreyfus en 2002, y ese dinero acabó en una cuenta propiedad del ahora caído en desgracia antiguo alto cargo de la FIFA, el catarí Mohammed bin Hammam. No está claro a qué se destinó el dinero.

Beckenbauer negó haber recibido nunca un préstamo personal de Louis-Dreyfus durante un interrogatorio de la fiscalía en 2016. "No firmé ningún pagaré", dijo entonces Beckenbauer, según la transcripción de la vista, leída este lunes.

Según declaró el 'Kaiser' en 2016, el dinero había sido pagado a la FIFA como una especie de comisión para recibir una subvención de 250 millones de francos suizos (273,38 millones de dólares) del organismo rector del fútbol mundial por el Mundial de Alemania 2006. "No tenía conocimiento del proceso de pago", sostuvo entonces Beckenbauer, que sí admitió que dio "muchas firmas en blanco".

En este sentido, Hoeness afirmó que, a pesar de su amistad con Beckenbauer y Louis-Dreyfus, nunca habló con ninguno de ellos sobre los hechos. "Solo siento curiosidad cuando se trata del Bayern o de mí mismo. No pregunté para qué era el dinero, era un tema tabú", comentó.

Uli Hoeness: "Ni la Federación Alemana de Fútbol ni Alemania compraron el Mundial de 2006"
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad