martes 30/11/21

ALMERÍA.- Quienes digan que ‘segundas partes no son buenas’, es porque no han visto la película El Padrino II y tampoco conocen al nuevo fichaje de CBM Bahía de Almería, de cara a su debut como entidad en la Primera División Estatal Masculina en la próxima temporada 2018/19, tratándose de Pablo Muñoz, quien se reincorpora al equipo.

El primera línea ya formó parte del conjunto que dirige Juan Carlos Requena en la Segunda División Nacional, aunque a mediados de la campaña pasada dio el salto al balonmano internacional, firmando por el TSV Vellmar de la cuarta categoría de Alemania que es equivalente a la propia Segunda Nacional, pero dado el alto nivel que existe en el país germano, se puede decir que se asemeja más a la División de Honor Plata Masculina, la segunda categoría española.

Así mismo lo reconoce el jugador, mencionando que “allí el balonmano es totalmente profesional, la gente lo vive de una manera diferente, es una pasada”, destacando que a pesar de que en tierras alemanas “los deportes grandes son el fútbol y el balonmano”, también hay espacio en los medios de comunicación para el seguimiento de “otros deportes que aquí son menos conocidos”. Eso sí, como la manera de vivir en otros ámbitos “no se puede comparar ambos países” y España adquiere ventaja.

Durante su “experiencia inolvidable en Alemania”, Pablo se perdió el tramo final liguero, la posterior segunda fase y el definitivo sector de ascenso en el que el combinado almeriense se hizo con una plaza en la categoría de bronce. Sin embargo, aportó su granito de arena para la consecución todos los éxitos y ahora vuelve a un plantel en el que “todos son amigos míos”, habiendo compartido muchos años juntos.

Además, la distancia no fue problema para seguir las evoluciones del equipo, estando muy atento a las complicadas rondas que debieron superar sus compañeros de nuevo, comentando la dificultad que entrañan “los partidos de ida y vuelta” al depender de “que salga un buen o mal partido”, pero sabiendo que “competir en una fase descenso es algo muy chulo”.

Su aventura alemana terminó porque “tenía claro que debo continuar mis estudios”, produciéndose el regreso a un conjunto que cuenta con “muy buena proyección, la plantilla es buena, tiene experiencia y las incorporaciones son de calidad”, entendiendo que “varios equipos también se están reforzando con buenos fichajes”, por lo que no “habrá que trabajar mucho y entrenar duro”.

Con 22 años, el primera línea tiene vitalidad para actuar durante la temporada en el balonmano de pista, mientras que en verano también se atreve con el balonmano playa y milita en el AM Team Almería, detallando acerca de la modalidad sobre la arena que “hace que empieces la pretemporada a tope y sirve para despejarte, está muy bien organizado por la Federación Española y se está profesionalizando mucho”.

Por otro lado, las competiciones de balonmano playa ayudan todavía más a la cohesión de grupo y a la de club en Bahía, pues “estamos un grupo de seis o siete de los chicos y seis o siete de las chicas”, mencionando que este año, en lo que a resultados se refiere “no estamos teniendo demasiada suerte en los ‘shoot-outs’, que son las tandas de penaltis”.

Aún así, Pablo Muñoz señala que “estamos plantando cara a los equipos grandes”, tratando de conseguir la clasificación para el Campeonato de España que, como en los últimos años, se celebrará próximamente en la localidad cántabra de Laredo, explicando el almeriense que “hay una determinadas plazas para los mejores equipos del Arena Handball Tour, que es el circuito nacional, y otras plazas para equipos invitados por la Federación”.

Regreso de Pablo Muñoz a CBM Bahía de Almería
Comentarios