miércoles 18/5/22

Pablo Martínez y Tano García aspiran a pelear por las medallas en París 2024

Los españoles Pablo Martínez y Tano García no renuncian a estar en la pelea por las medallas en el piragüismo de los próximos Juegos Olímpicos que se disputarán en París en 2024 tras vivir ya una primera experiencia en Tokio el pasado verano, aunque también saben que el camino para llegar allí todavía es largo "París lo miro con respeto y con calma. Es verdad que en un año hancambiado mis objetivos deportivos completamente, pero en los próximos tres años pueden cambiar muchas cosas. Por otro lado tienes esa ambición de decir que si en un año he sabido lo que hay que hacer y he podido llegar a un nivel competitivo muy alto, qué es lo que podemos llegar a conseguir en tres", admite Martínez en una entrevista facilitada por la RFEP.

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

Los españoles Pablo Martínez y Tano García no renuncian a estar en la pelea por las medallas en el piragüismo de los próximos Juegos Olímpicos que se disputarán en París en 2024 tras vivir ya una primera experiencia en Tokio el pasado verano, aunque también saben que el camino para llegar allí todavía es largo

"París lo miro con respeto y con calma. Es verdad que en un año hancambiado mis objetivos deportivos completamente, pero en los próximos tres años pueden cambiar muchas cosas. Por otro lado tienes esa ambición de decir que si en un año he sabido lo que hay que hacer y he podido llegar a un nivel competitivo muy alto, qué es lo que podemos llegar a conseguir en tres", admite Martínez en una entrevista facilitada por la RFEP.

El andaluz no esconde que ambos tienen "ganas" de lograrlo. "Así que toca esforzarse y entrenar duro para poder llegar a las competiciones internacionales con posibilidad de pelear y, si logramos estar en París, que sea para tratar de luchar por las medallas", apunta.

"Primero hay que llegar, ese será el primer objetivo", remarca García. "Y si lo hacemos, las opciones van a estar ahí. El hecho de estar en unos Juegos quiere decir que tienes un nivel bueno y creo que, con todo este último año y lo que vimos en la Copa del Mundo, si llegamos a estar en París 2024 pienso que tendremos posibilidades de medalla. Así que a día de hoy, ese es el objetivo, no nos podemos conformar con menos", añade.

El sevillano reconoce que "ha sido un año extraordinario" después de que consiguieran el billete para Tokio, donde alcanzaron la final de C-2 1.000 metros. "Todo lo que conseguimos ni me lo podía imaginar a principios de 2021, sin duda superó mis expectativas, pero además exponencialmente", confiesa.

Ahora, el "objetivo principal es mejorar cada día, sentir que cada entreno que haga dé sus frutos y disfrutarlo", admite Pablo Martínez. "Quiero sentirme satisfecho con los entrenamientos y poder llegar a la competición sabiendo que el trabajo está hecho. Y ahí sacar la mejor versión, pelear por llegar el primero, sino el segundo... pero que sean los demás los que tengan que ganarme", subraya, dejando claro que fuera del deporte quiere acabar sus estudios universitarios.

"Mi objetivo es lograr, con Pablo, una medalla en el C-2 500, en el Mundial. Es bastante complicado, pero trabajando duro como lo estamos haciendo se puede conseguir, ¿por qué no seguir soñando?", puntualiza Tano García.

En este sentido, su compañero no esconde que es "algo muy especial" que remen juntos. "Nuestro entorno está totalmente unido. Nuestrasfamilias se conocen desde siempre, compartimos los amigos del Náutico, luego hay un montón de gente que nos sigue y se alegra cuando conseguimos algún logro en el agua. Los dos tenemos el ADN del Náutico, que nos hace sentir y vivir las cosas de una manera diferente, además de ser afines en muchas cosas", indica.

"En lo deportivo, Tano es un auténtico diamante, un portento tanto físico como en todo. Nos complementamos la mar de bien, cada uno tenemos nuestros potenciales y les sacamos partido. Cuando hay un día malo, nos comprendemos porque nos conocemos desde pequeños y, aunque nos cansemos el uno del otro, todo eso que nos une hace que sea una relación como de hermanos, pero profesional y deportiva. No creo que se pueda tener un compañero mejor", agrega.

"Tenemos una conexión muy buena, tanto entrenando como compitiendo" reconoce García. "Este año, que ha sido el primero, hemos descubierto que funcionamos muy bien compitiendo, pero sobre todo en losentrenamientos. Luego tenemos una muy buena relación personal, nosentendemos muy bien y siempre miramos las cosas con positivismo", advierte.

Pablo Martínez y Tano García aspiran a pelear por las medallas en París 2024