sábado 4/12/21

VÍCAR.- Mónica Merenciano, triple medallista paralímpica, ofreció el pasado sábado una conferencia bajo el título, 'Deporte, Mujer y Discapacidad', en una de las salas del Palacio de Deportes de Vícar, en Las Cabañuelas, y  al termino de la conferencia, y  ya sobre el tatami del Palacio ofreció una  Master Class, con la participación de alumnos y alumnas  de las escuela municipal de Judo que dirige el también medallista paralímpico, David García del Valle. El director de la Escuela vicaria de Judo obtuvo dos medallas de plata en los Juegos Paralímpicos de Sídney y Atenas y representó a España en Pekín y Londres, obteniendo, gracias a su participación en la cita olímpica china, la medalla de bronce al Mérito Deportivo del Consejo Superior de Deportes. García del Valle destacó la capacidad de superación de Merenciano, de la que dijo "tuvo que luchar contra su discapacidad y también con el handicap de ser mujer".

Mónica Merenciano, de 35 años de edad, es licenciada en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte y máster de Actividad Físico-deportiva para personas con discapacidad, y en la actualidad estudia Fisioterapia. Ha participado en cuatro Juegos Paralimpicos, obteniendo tres medallas de bronce -Atenas 2004, Pekin 2008 y Londres 2012- y diploma olímpico -quinta en Río de Janeiro 2018. A nivel nacional ha sido campeona de España en diversas ocasiones.

Natural de la ciudad valenciana de Lliria, a los 11 años le detectaron, de forma casual, una retinosis pigmentaria (visión de cañón de escopeta). Pero su vida continuó con total normalidad gracias sobre todo al apoyo de su familia. A los 15 años empezó a practicar judo, también atletismo y goalball (deporte adaptado). Pero fue el judo el deporte que más la cautivó. Sus inicios en este deporte fueron en el gimnasio de la ONCE en el año 2000, justo coincidiendo con un año olímpico, Sydney 2000, y estuvo muy pendiente de lo que hacían los chicos, ya que el judo femenino todavía no estaba incluido en el programa paralímpico.

Empezó en este deporte porque le gustaba y divertía. Lo que empezó como un juego se terminó convirtiendo en una pasión. En el 2001 comenzó a entrenar en el Club Ronin hasta el 2003 y desde el 2003-2004 en el Club Judokan Valencia Terra i Mar con sus profesores Vicente Rochela, Ramón Gómez y Sara Rochela, a quiénes siempre ha agradecido todo el trabajo realizado y el esfuerzo que han dado su fruto en todos estos años.

Además, estudió en la Universidad de Valencia Ciencias de la Actividad Física y el Deporte y posteriormente un Máster de Actividad Físico-deportiva Adaptada ,y en estos momentos, ha empezado el grado en Fisioterapia.

Antonio Bonilla ha ensalzado la figura de la reconocida judoca, "que a buen seguro va a ser muy provechosa para los jóvenes judocas vicarios, y les servirá para seguir desarrollándose como deportistas y también como personas, dada la enorme talla personal y la capacidad de superación de la joven atleta valenciana". Ya el pasado año tuvo lugar una actividad similar con la presencia de la campeona Olimpiaca en Barcelona 92, Miriam Blasco que contó con una excelente acogida.

La triple medallista paralímpica Mónica Merenciano entusiasmó a los judocas vicarios
Comentarios