jueves. 20.06.2024

Se han encontrado casi 1.900 unidades por metro cúbico de agua en las muestras durante las primeras etapas de la regata

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

Los equipos de la edición 2022-23 de la regata The Ocean Race, la vuelta al mundo a vela con escalas, han certificado la presencia de microplásticos en todas las pruebas recogidas en los océanos que están surcando durante la competición, informan los organizadores en un comunicado.

Los resultados preliminares de las primeras etapas de la presente edición de The Ocean Race muestran microplásticos en las 40 muestras analizadas hasta el momento, registrando hasta 1.884 unidades por metro cúbico de agua en algunos lugares del mundo.

Las muestras analizadas en la segunda etapa de la vuelta al mundo a vela, con salida en Mindelo (Cabo Verde) y meta en Ciudad del Cabo (Sudáfrica), contenían concentraciones de microplásticos que oscilaban entre las 92 y las 1884 partículas pm3.

Dichas muestras de microplásticos contenían niveles similares a las recolectadas durante la tercera etapa, la más larga en los 50 años de historia de la regata, una travesía de 12.750 millas náuticas a través del Océano Sur. A pesar de ser uno de los lugares más remotos del planeta, se encontraron entre 160 y 1.492 partículas pm3 en las muestras recolectadas durante esta etapa de la regata, desde Ciudad del Cabo hasta Itajaí (Brasil).

Los microplásticos seguirán recolectándose a lo largo de los 60.000 kilómetros que recorre la regata, empleando una unidad de muestreo a bordo que consiste en un sistema de filtro especialmente diseñado para recolectar partículas de plástico (entre 0,03 mm y 5 mm), que llevan a bordo dos equipos, el GUYOT environnement-Team Europe y el Team Holcim.

La unidad funciona extrayendo agua a través de un filtro durante un período de dos horas para recolectar los microplásticos. Los regatistas toman muestras nuevas todos los días y, después de cada etapa, se envían al Centro Nacional de Oceanografía (CNO) en el Reino Unido para su análisis, con el apoyo de la Universidad de Rhode Island (Estados Unidos).

La científica visitante de la Universidad de Rhode Island en el CNOVictoria Fulfer reconoció que "es muy preocupante" que se esté encontrando microplásticos en todas las muestras, desde las zonas costeras hasta las regiones más remotas del océano.

"Hasta ahora, más de la mitad de nuestras muestras tienen más de 500 partículas microplásticas por metro cúbico de más de 0,1 mm, y esas concentraciones aumentan cuando buscamos partículas aún más pequeñas. El problema se ha generalizado y los esfuerzos de muestreo como los que lleva a cabo esta regata son vitales para ayudarnos a comprender el alcance de la contaminación por microplásticos en el océano", comentó.

Fulter destacó que las muestras recolectadas por los equipos en The Ocean Race son "únicas" porque cubren un amplio rango espacial en un corto período de tiempo, "brindando a los científicos una especie de 'instantánea' del estado de la contaminación por microplásticos en los océanos mundiales en 2023".

Las mediciones fueron más altas más cerca de las áreas urbanas, como alrededor de Cabo Verde y Sudáfrica, y en las zonas conocidas como 'islas de basura', donde la circulación oceánica hace que se acumulen numerosas partículas.

Stefan Raimund, líder científico de The Ocean Race, señaló que están aprendiendo cada vez más lo "omnipresentes" que los microplásticos están en el océano. "Se encuentran en especies de todo el entorno marino, desde el plancton hasta las ballenas, y nosotros mismos los consumimos en el marisco e incluso en el agua potable. La ciencia es el arma más poderosa con que contamos para combatir este problema. Los datos que recopilamos pueden ayudar a informar e influir en las empresas y los gobiernos para que tomen decisiones que puedan proteger mejor nuestro planeta", indicó.

BOLSAS DE PLÁSTICO Y BOTELLAS

Por primera vez, en la vuelta al mundo también se está examinando la estructura química de las partículas de plástico para ayudar a comprender mejor qué productos plásticos acaban en el océano y se descomponen en microplásticos. El químico más abundante encontrado hasta el momento es el polietileno, que se utiliza en muchos productos, como envases de un solo uso caso de las bolsas de plástico y botellas.

La iniciativa científica de Ocean Race forma parte del programa de sostenibilidad Racing with Purpose ('Compitiendo con un Propósito'), creado junto a 11th Hour Racing. Todos los equipos que participan en la competición llevan a bordo diversos equipamientos que recopilan datos sobre el impacto de la actividad humana en el océano.

El 11th Hour Racing Team, líder de la regata, y el Team Malizia llevan un OceanPack para recopilar datos sobre el cambio climático y el océano, mientras que el Biotherm recoge información sobre la biodiversidad oceánica.

Los resultados de esta edición de la regata, que comenzó en Alicante el pasado 15 de enero y terminará en Génova (Italia) a finales de junio, son significativamente más altos en comparación con los microplásticos capturados durante la anterior, en 2017-18.

En aquella edición, las muestras oscilaron entre 50 y 100 pm3, y en la presente los niveles se piensa que son hasta 18 veces más altos debido a un aumento en la contaminación por microplásticos y a las mejoras en los métodos y la tecnología de análisis. En esta edición también se analizan las fibras microplásticas, que son increíblemente resistentes, mientras que en la 2017-18 no se analizaron.

The Ocean Race contribuye con datos científicos al proyecto Ocean Decade Odyssey, que es un proyecto respaldado por la Década de las Naciones Unidas de las Ciencias Oceánicas para el Desarrollo Sostenible (2021-2030) que apoya los esfuerzos para revertir el ciclo de deterioro de la salud de los océanos y crear mejores condiciones para el desarrollo sostenible del océano.

Los equipos de The Ocean Race certifican el incremento de la contaminación por...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad