lunes 25/10/21

Enrachado, CBM Bahía de Almería basa su éxito “en el día a día”

Juan Carlos Requena

ALMERÍA.- Cogiendo velocidad de crucero, CBM Bahía de Almería puso fin al primer mes de competición en el Grupo F de la Primera División Nacional doblando el número de victorias con respecto al de derrotas, algo nada sencillo en una liga en la que la igualdad entre muchos de los participantes se rompe únicamente por pequeños detalles.

No obstante, conforme van celebrándose los partidos van surgiendo las diferencias y los equipos se reparten por la clasificación en base a los puntos obtenidos, empezando a verse claramente cuáles son los que lucharán por ocupar un lugar en las posiciones que dan derecho a participar en la fase de ascenso a la División de Honor Plata, y cuáles pugnarán por evitar caer en la zona de descenso a la Segunda División Nacional.

Pese a ser un recién ascendido, pero con bastantes años de experiencia en la categoría acumulada de otras campañas, y siempre con la cautela que brinda la humildad, el plantel que dirige Juan Carlos Requena se asoma a los puestos altos de la tabla y se pega a la zona de privilegio gracias a cuatro triunfos consecutivos.

El más reciente se produjo el pasado sábado, visitando los almerienses el Pabellón Lázaro Fernández para enfrentarse a CD Melilla Virgen de la Victoria, conjunto que entonces se encontraba invicto como anfitrión y que sufrió su primer revés casero ante un Bahía de Almería que, una vez más demostró tener nervios de acero.

La contienda dio inicio con los norteafricanos saliendo en tromba y haciendo un parcial de 3-0 a los tres minutos, que se mantuvo hasta el minuto siete, momento en el que llegó el primer tanto visitante, empatando después aunque los locales volvieron a verse tres arriba en el minuto 25, acabando la primera mitad con el resultado de 9-7.

Aunque los melillenses continuaron por delante durante el primer cuarto de hora de la segunda parte, la reacción almeriense vino a través de un brillante parcial de 0-8 que puso a los de Requena con cinco goles de ventaja, aguantando el intento de remontada del cuadro de la Ciudad Autónoma que solamente pudo apretar el marcador al 19-21 definitivo.

De esta manera, CBM Bahía de Almería vuelve a escalar otros tres puestos y tras la sexta jornada se coloca cuarto sumando ocho puntos, a dos del tercero y del segundo, a tres del líder y aventajando a los cuatro combinados que ostentan de la quinta a la octava plaza, si bien el actual quinto clasificado tiene un partido menos, pendiente de si lo juega o se le dan los dos puntos por la no presentación del que debía ser su adversario.

Este próximo domingo, el plantel almeriense recibirá a las 13 horas en el Pabellón Antonio Rivera a MGN BM Bolaños, que se halla cerca de las posiciones peligrosas al ser duodécimo con cuatro puntos, los mismos que atesoran el décimo, el undécimo y el decimotercero, a uno del noveno y del decimocuarto, y a dos de los dos colistas.

La semana pasada, los ciudadrealeños aumentaron su racha a tres pérdidas seguidas, superados 17-20 por el líder invicto BM Maracena Innjoo, que se llevó un duelo en el que siempre estuvo al mando, encarrilándolo mediante un parcial de 0-4 mediado el primer tiempo que acabó 8-14, conservando la renta en los primeros 16 minutos del segundo.

Pero los granadinos sufrieron en unos intensos últimos ocho minutos al remontar los anfitriones y ponerse a dos tantos, sentenciando a falta de 10 segundos para el final, demostrando el conjunto de Bolaños de Calatrava que en ningún caso se le debe dar por vencido, además de que habitualmente vende caras sus derrotas, casi siempre por tres goles o menos.

El técnico Juan Carlos Requena comenta que “llegamos con buena racha, cuatro triunfos en los últimos cuatro encuentros y con equipos de ‘nuestra liga’, el equipo lleva unas semanas trabajando muy bien, las victorias dan confianza, pero el énfasis lo ponemos en el entreno del día a día que es donde se mejora de verdad. Seguimos trabajando para asegurar la permanencia cuanto antes y es un poco pronto para aspirar a otros objetivos tras solo seis jornadas”.

Acerca del siguiente compromiso que será “en horario algo atípico”, el míster almeriense indica que “esperamos que la vuelta del puente sea un atractivo para la afición y que siga apoyándonos como cada fin de semana en casa en el Antonio Rivera”, destacando del cuadro bolañego que “es otro equipo de ‘nuestra liga’ y competitivo, donde participan jugadores que doblan con Alarcos de Plata al ser equipos filiales. De hecho, Maracena en su casa ya sufrió y suele luchar todos los partidos”.

Enrachado, CBM Bahía de Almería basa su éxito “en el día a día”
Comentarios