lunes. 20.05.2024

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

La jugadora española de bádminton Carolina Marín ha conquistado este sábado su octavo título europeo consecutivo después de vencer en la final del Campeonato de Europa, que se ha disputado en Saarbrücken (Alemania), a la escocesa Kirsty Gilmour (21-11, 21-18), a la que ya había derrotado en la final de 2022.

La onubense, hasta ahora heptacampeona continental por sus seis oros en Campeonatos de Europa (2014, 2016, 2017, 2018, 2021, 2022 y 2024) y su otro oro en los Juegos Europeos de Cracovia del pasado año (2023), eleva así su palmarés y gana su tercer torneo consecutivo en 2024 -All England, Abierto de Suiza y Europeo-, algo que no ocurría desde 2018.

En el pabellón Saarlandhalle de la ciudad alemana, la tricampeona mundial no dio opciones en el parcial inaugural a su gran amiga Gilmour, que se limitó a marchar a remolque de la andaluza, que liquidó la manga llevándose nueve de los últimos 12 puntos en juego.

Ya en el segundo set, cobró una ligera ventaja tras los intercambios iniciales que le permitió ponerse tres puntos arriba en el ecuador (12-9). Un parcial de 3-0 hizo a Gilmour ponerse por delante en el tramo final (17-18), pero Marín respondió con un 4-0 con el que se llevó el título.

De esta manera, sigue sin bajarse de lo más alto del podio continental desde 2014, una década de dominio ininterrumpido que le permite llegar con todas las garantías a su gran cita del año: los Juegos Olímpicos de París 2024, donde buscará emular lo conseguido en Río 2016, cuando se colgó el oro. Solo una grave lesión de rodilla le impidió poder revalidar el título olímpico en Tokyo 2020.

"Ocho veces campeona de Europa, estoy muy contenta por haber conseguido esta victoria. No ha sido fácil, especialmente el segundo set, en el cual me he puesto un poquito nerviosa. El foco de atención se me ha ido al marcador y me he puesto tensa; la tarea a veces se me olvida. Son cosas a mejorar, lo voy a mejorar en los próximos partidos", señaló tras el partido.

Además, Marín recalcó que jugar contra Kirsty Gilmour "siempre es complicado". "Nos conocemos muy bien y hemos jugado muchísimas veces juntas. Estoy muy contenta por haber conseguido esta victoria, nos la llevamos a casa. Muchísimas gracias a toda la gente que me ha estado apoyando, a mi equipo, a mi madre, a mi familia y a toda la gente que desde casa me manda mucho ánimo", concluyó.

Carolina Marín conquista su octavo título de campeona de Europa
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad