viernes 28/1/22

ALMERÍA.- La próxima campaña vendrá con importantes cambios para CBM Bahía de Almería, empezando por su denominación y continuando por la categoría en la que militará, retrocediendo un peldaño hasta la Primera División Nacional Femenina, además de la plantilla que contará con algunas jugadoras nuevas, aunque exactamente no es el caso de la primera incorporación.

Se trata de Andrea Piñero, quien regresa al conjunto que dirige Agustín Collado, pero en este caso, para empezar a formar parte de la nueva entidad pues el curso pasado no compitió en ella, debido a su marcha a Bélgica donde estuvo estudiando alejada de las pistas, y ahora, vuelve a casa con todas las ganas de empezar la temporada.

Natural de Aguadulce, Andrea ‘Peky’ tiene 21 años y lleva jugando al balonmano desde hace 16 años, comenzando en BM Roquetas y creciendo en sus bases conforme iba pasando por los distintos equipos hasta llegar al juvenil, del que fue fichada por el Vícar Goya que ya por entonces se encontraba brillando en la División de Honor Plata Femenina.

De aquella primera aventura en el combinado vicario, la extremo derecho recuerda que fue “una aventura”, relatando que “tenía amigas de Roquetas en el equipo y Agustín me fue dando oportunidades, logramos clasificarnos para la fase de ascenso, ganamos un partido y empatamos con las favoritas, quedándonos muy cerca de la siguiente fase”, por lo que se muestra “contenta con nuestro trabajo”.

Después vino una temporada de transición, que fue la última del Goya y cuando la roquetera debía afrontar su tercer año en las filas vicarias “me marché de Erasmus”, siendo “una pena no poder estar en el primer año de Bahía” y confiesa que “estuve buscando equipo por allí pero tenía que recorrer una distancia de varias horas”, e incluso, tanteó la posibilidad de quitarse el ‘mono’ de balonmano “jugando unas pachangas con un equipo de veteranas”, alternativa que tampoco cuajó por lejanía.

Así, no es de extrañar que Andrea comente que tiene “ganas de empezar mi primer año en Bahía tras no estar en el anterior”, reconociendo que puede ser “un palo gordo no competir en Plata, aunque es entendible y las ganas las tengo igual”. De hecho, la joven jugadora lo ve con optimismo al definir como “objetivo común de todas las jugadoras el ascender”, sabiendo que “va a ser un proyecto muy guay”.

Sin competir durante su estancia en tierras belgas, la extremo no dejó de ejercitarse en el gimnasio, añadiendo que “cada vez que bajaba en vacaciones como Navidad o Semana Santa, aprovechaba para jugar a balonmano aquí”. A ello hay que sumar su participación en el balonmano playa enrolada en el murciano BM Playas Mar Menor Los Alcázares, explicando que “conocía al entrenador y llevo dos años jugando con ellos”, de modo que Andrea ya está cogiendo tono de cara a la pretemporada.

Andrea Piñero vuelve para estrenarse en CBM Bahía de Almería
Comentarios