martes 30/11/21

ALMERÍA.- No son Arnold Schwarzenegger y Danny DeVito en la película ‘Los Gemelos Golpean Dos Veces’ y tampoco los hermanos Derrick del manga ‘Campeones’, se puede afirmar que la realidad supera a la ficción en el caso de Alberto y Carlos Rivera, jugadores de CBM Bahía de Almería, al igual que su hermano Antonio Rivera, capitán y directivo de una entidad familiar en sentido literal y figurado.

El balonmano corre por sus venas y ellos continuarán ejerciendo de perfectos embajadores de este noble deporte en la provincia y por diversas partes de España, afrontando la próxima temporada el estreno de la entidad capitalina en la Primera División Estatal, aunque no sería justo olvidar que, del mismo modo que casi toda la plantilla, realmente lo que se produce es un merecido regreso a la categoría de bronce.

La amplia trayectoria en otros clubes y la calidad que atesoran son motivos más que suficientes para saber que los hermanos Rivera tienen bien cogida la matrícula a esta liga, y de hecho, la aventura en la Segunda División Nacional de la campaña pasada puede servir para reforzar la experiencia competitiva del plantel que dirigirá un año más el técnico Juan Carlos Requena.

Actuando sobre la cancha como y primer línea y pivote, cuando Antonio Rivera saca a relucir ese látigo que es su brazo, no hay red de portería que no sufra el impacto del balón. Habrán pasado seis años, pero en Tenerife todavía tienen pesadillas con él cuando, enrolado en BM La Cañada y precisamente en el curso en el que Almería recuperó su plaza en Primera Estatal, firmó 13 tantos que encarriló la victoria frente al combinado canario.

Entrenador de las bases del club, seleccionador en categorías inferiores con Almería y Andalucía, también de la Universidad de Almería en los CAU y los CEU, Antonio vive por y para el balonmano, recordando que en su etapa de formación con BM Ciudad de Almería (Keymare) llegó a vestir la camiseta de la selección española en edad juvenil.

Igualmente llevando las riendas de selecciones provinciales y autonómicas, Carlos Rivera volverá a defender los intereses de CBM Bahía de Almería en una categoría en la que ya demostró que se desenvuelve como pez en el agua, pues ya fue el máximo realizador de su equipo durante el ejercicio 2014/15.

Evidentemente, tal actuación no pasó desapercibida en una de las plazas históricas del balonmano patrio como es Ciudad Real, fichando el primera línea y extremo al año siguiente por BM Caserío que por entonces y ahora, se halla en la misma competición que los almerienses, de modo que habrá reencuentro con su ex compañeros.

Por su parte, el primera línea Alberto Rivera también sabe lo que es triunfar a nivel goleador, marcando en su última campaña en Primera un total de 57 goles en 24 partidos, siendo en la 2017/18 el entrenador de Bahía A infantil femenino que arrasó en la competición provincial.

ADN de Primera para CBM Bahía de Almería con los hermanos Rivera
Comentarios