domingo. 03.07.2022

Abrines: "Vine al Barça a recuperar la felicidad tras la NBA y soy feliz"

"Lo que hagamos en este Clásico marcará casi la temporada entera"

"Lo que hagamos en este Clásico marcará casi la temporada entera"

BARCELONA, 18 (EUROPA PRESS)

El jugador del Barça Álex Abrines reconoce que más allá de luchar por ampliar su palmarés y por vivir la gloria de conquistar una Euroliga, con la posibilidad de hacerlo este sábado si ganan una hipotética final a la que llegarían tras ganar al Real Madrid este jueves en la semifinal de la Final Four, cuando aterrizó de vuelta en la capital catalana lo hizo para recuperar la felicidad, un objetivo ya cumplido.

En una entrevista a Europa Press, el alero español reconoce que su primer objetivo cuando decidió volver al Barça, tras su paso por la NBA, era más personal y de sentimientos que no deportivo. "Primero, vine a recuperar la felicidad, porque en el Barça tuve cuatro años muy buenos antes de irme a la NBA. Y creo que ahora soy feliz", se sinceró.

Fue en febrero de 2019 cuando desapareció de las pistas de la NBA con los Oklahoma City Thunder. Más de cinco meses después, explicó en un sentido vídeo en el que hablaba a un balón de baloncesto que había llegado a odiarlo. Al balón y al baloncesto. "Todo se rompió en mil pedazos porque empezaste a darme miedo", reconoció entonces en ese vídeo en el que abrió su corazón y su mente.

Para dejar atrás ese mal momento, abandonó la NBA y se refugió en un Barça donde sí había sido feliz jugando, dispuesto a volver a ser el alero determinante que fue antes de su marcha a la mejor liga del mundo, donde no cuajó ni encajó. "Pero, segundo, jugar en el Barcelona implica intentar jugar estas Final Four cada año y en estos tres años hemos ido de menos a más, con dos Copas y una Liga y jugando casi todas las finales. Es para estar contento", reconoció.

"También en mi vida, con la peque (en verano su hija cumple dos años), ha sido un cambio muy grande que me ha ayudado muchísimo a ver las cosas diferente. Y ayuda que en el baloncesto vayan también las cosas bien a nivel personal y de equipo, al final ayuda porque todo va de la mano", celebró entre risas.

Y si a nivel personal está bien, también lo está dentro de la cancha, dejada atrás una larga lesión en su rodilla izquierda. "Sí, vengo de estar bastante bien y sí, también ha vuelto Cory pero bienvenido sea, no me voy a poner triste porque un compañero vuelva a jugar. Y menos uno como Cory, que es muy importante para nosotros", reconoció.

Pese a esa alta competencia que hay en el Barça, el balear sabe cuál es su lugar y está a gusto con su rol. "Tras mi lesión, he intentado mejorar cada día y he encontrado mi rotación. Trabajo para ayudar al equipo y ha salido bien en el último mes. Estoy contento, porque muchas veces dudas de ti mismo viniendo de una lesión tan larga, de cinco meses", recordó.

"No me es necesario tener 'feedback' de Saras, al final te lo transmite con minutos en pista y durante los entrenos. Es muy listo, nota cuando un jugador está en buena dinámica y es el primero que confía en ti y te pone en los momentos importantes o dibuja jugadas para que salgas a tirar. Entiende que soy uno de los jugadores importantes en estos momentos", manifestó sobre su buena relación con su técnico, el lituano Sarunas Jasikevicius, y con el papel que le da.

"Estoy feliz. Obviamente podría ser mejor, pero también peor. Intento mejorar lo que haya hecho mal en el partido anterior e intentar ayudar. Habrá partidos que me tocará jugar 20 o 30 minutos, otros que no juegue o lo haga 5 minutos. Es importante saber la importancia de cada uno y aportar lo máximo en los minutos que te toque estar en pista", reiteró.

SE JUEGAN "CASI TODA LA TEMPORADA" EN BELGRADO

A nivel de grupo, cree que llegan a este Clásico de Final Four "bien". "Podríamos llegar aún en mejor momento pero en los últimos meses también hemos estado peor. Llegamos como llegamos, al final esta semana se vive diferente, con más ilusión y motivación y no importa tanto de dónde vengas. Es cosa de un partido, y en función de lo que pase puedes jugar por el título o por el tercer puesto", apuntó.

Además, cuentan con la experiencia de la Final Four de 2021, con la final perdida ante Anadolu Efes. "Nos viene bien el bagaje del año pasado, es una Final Four reciente. No creo que sea una ventaja, porque el Madrid tiene un núcleo que en los últimos años ha jugado muchas Final Four y ha ganado un par. Esto no va a ser un factor, pero espero que hayamos aprendido algo de la final del año pasado, pero no será un factor determinante", contestó en referencia a lo que vivirán en el Stark Arena de Belgrado (Serbia).

"Afrontamos el partido como una final, te juegas todo a este partido y si lo haces bien te lo volverás a jugar en el segundo. Lo que hagamos el jueves marcará casi la temporada entera. Si no ganas el primero, no jugarás la final. Nos centramos en el Madrid y luego ojalá podamos jugar la final, contra el rival que sea", argumentó, sin querer mojarse sobre si preferiría una final contra el Olympiacos o una 'revancha' ante Anadolu Efes, en la que sería la reedición de la última lucha por el título, en posesión de los turcos hasta, por lo menos, el sábado.

Abrines: "Vine al Barça a recuperar la felicidad tras la NBA y soy feliz"
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad