sábado 17/4/21
Javier Salvador, TELEPRENSA.COM

Peatonalizar el Paseo de Almería

"La verdadera tormenta puede generarse en los barrios, porque sólo tienen que lanzarles un par de preguntas para incendiarlos: ¿Por qué otra vez en el Paseo de Almería? ¿No somos todos iguales?
Javier Salvador, teleprensa.com
javiersalvadorbitacora

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Almería cava con esmero su propia tumba como ya lo hizo en su día Juan Megino mientras fue candidato por el PP, al programar unas obras en la principal avenida de la ciudad, el Paseo, sin el más mínimo consenso con los residentes de la zona. Y es importante diferenciar entre residentes y comerciantes, porque mientras los segundos mantienen allí sus negocios pero muy pocos sus viviendas, los primeros son quienes están empadronados en la zona, los que votan cada cuatro años en uno de los distritos electorales clave para la supervivencia de las derechas.

Hace años unas obras en este mismo espacio sin el consenso vecinal, a poco de unas elecciones municipales, dejaron al PP fuera del sillón presidencial del salón de plenos de Almería capital, y esta vez el intento de peatonalización lleva el mismo camino, aunque también hay que matizar algunas cuestiones. El Partido Popular no tiene mayoría absoluta. Precisa de los votos de Vox, sus disidentes y hasta de Ciudadanos para poder acometer con garantías la peatonalización de la principal avenida, y eso quiere decir que el riesgo no es sólo para ellos, sino que puede arrastrar a todos los demás.

El análisis político puede completarse con que la debilidad de la oposición le proporciona un enorme margen de error al actual equipo de gobierno, pero no pueden confiarse, porque con dos años de trabajo bien hecho y un equipo de campaña adecuado, las expectativas de Ramón Fernández Pacheco como alcalde pueden quedarse congeladas en mayo de 2023. Y aunque parezca una fecha lejana no queda tanto. De otro lado, un sector muy importante del PP no iba a llorar demasiado la pérdida de la alcaldía si con ello desaparecen del mapa él y su equipo mas cercano. Vamos, que todos los patios andan más que revueltos.

Y hasta aquí lo que le espera en el Paseo de Almería, pero no es ahí donde está su mayor riesgo en esta jugada de la peatonalización. La verdadera tormenta puede generarse en los barrios, porque sólo tienen que lanzarles un par de preguntas para incendiarlos: ¿Por qué otra vez en el Paseo de Almería? ¿No somos todos iguales?

Seis millones de euros dan para mucho. Para mucho más que peatonalizar una única avenida, pero esa es otra historia.

Pescadería, Quemadero, Los Ángeles, Los Molinos, y muchos otros esperan inversiones que ayuden a dar vida a sus barrios, que el Ayuntamiento de Almería reparta juego y no concentre siempre todos los recursos en la misma zona, para seguir con una espiral interminable de prueba y error que aún no ha dado con ninguna tecla de éxito.

El centro se muere, es algo que todos sabemos, pero si la solución que maneja el equipo de gobierno es cerrarlo aún más en vez de agrandarlo dándole salida a otras zonas, prolongar el propio Paseo hacia Pablo Iglesias o generar una mayor confluencia hacia ese punto, no estamos haciendo la ciudad de las plazas, sino el cementerio del comercio tradicional en beneficio de los grandes centros comerciales. Gigantes a los que, no lo olvidemos, en esta ciudad les ponemos alfombras rojas de varios kilómetros para que nadie se pierda por el camino.

Peatonalizar el Paseo de Almería
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad