lunes 6/12/21

El obispo recuerda el "impulso" de la Iglesia en 1946, cuando San Juan de Ávila fue proclamado patrón del clero

El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, ha recordado que fue hace 75 años, en 1946, momento en el que "la Iglesia experimentó un gran impulso" en España, cuando San Juan de Ávila, que es protagonista del III Congreso Internacional Avilista que se celebra estos días en Córdoba, fue proclamado patrón del clero secular español.
Archivo - El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, hizo entrega en su momento al Papa Francisco de un cuadro de San Juan de Ávila.

CÓRDOBA, 30 (EUROPA PRESS)

El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, ha recordado que fue hace 75 años, en 1946, momento en el que "la Iglesia experimentó un gran impulso" en España, cuando San Juan de Ávila, que es protagonista del III Congreso Internacional Avilista que se celebra estos días en Córdoba, fue proclamado patrón del clero secular español.

En este sentido y en su carta semanal, recogida por Europa Press, el obispo ha explicado que "corría el año 1946, cuando la comunidad cristiana se reponía de la terrible persecución religiosa a la que fue sometida en la década anterior", en la que "miles y miles de mártires regaron con su sangre preciosa nuestro suelo patrio: obispos y sacerdotes, religiosos y seglares, muchísimos seglares".

Entonces, según ha señalado Demetrio Fernández, "la sangre de los mártires fue una vez más semilla de nuevos cristianos", pues "la Iglesia experimentó un gran impulso, se sentía llena de vida, sus seminarios se colmaron, los noviciados se llenaron, la Acción Católica conoció su mejor impulso y nacía Cursillos de Cristiandad".

Fue "en ese ambiente de alta estima" cuando "se propuso al Papa Pío XII que el beato Juan de Ávila, que había sido beatificado 50 años antes, fuera proclamado patrono del clero secular español", y así ocurrió, y ahora, en el marco del mencionado congreso, se da "a conocer esta figura gigante por su santidad y por su doctrina y enseñanza a todo el pueblo santo de Dios".

En concreto, según ha indicado el obispo en su carta semanal, "Montilla (Córdoba) es el lugar donde San Juan de Ávila residió los últimos 15 años de su vida y es el lugar que guarda devotamente su casa y su sepulcro. Montilla lo ha declarado hijo adoptivo y lo considera uno de los suyos, y a Montilla se dirigen los peregrinos que buscan venerarlo".

Por eso ahora, "a Montilla acudimos este 2 de julio, en el 75 aniversario del patronazgo de San Juan de Ávila sobre los sacerdotes diocesanos seculares", ya que la Diócesis de Córdoba "tiene ese precioso deber de mostrar al mundo el gran tesoro que guarda en su memoria, y desde la Diócesis de Córdoba se trabaja constantemente en difundir su doctrina, en traducir sus escritos a diversas lenguas, y en acoger a los muchos peregrinos que vienen a conocer al Santo Doctor de la Iglesia".

El obispo recuerda el "impulso" de la Iglesia en 1946, cuando San Juan de Ávila fue...
Comentarios