martes 7/12/21

El obispo inaugura en el Patio de los Naranjos de la Mezquita una muestra fotográfica sobre la trata

El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, ha presidido en el Patio de los Naranjos de la Mezquita-Catedral la inauguración de la exposición 'Punto y seguimos. La vida puede más', una muestra que refleja el drama de la trata de personas y tras cuya apertura ha tenido lugar en el aledaño Obispado una charla-coloquio, a cargo de la directora del Departamento de Trata de Personas y del Secretariado de la Subcomisión Episcopal para Migraciones y Movilidad Humana, María Francisca Sánchez.
Imagen del Patio de los Naranjos de la Mezquita-Catedral de Córdoba.

CÓRDOBA, 6 (EUROPA PRESS)

El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, ha presidido en el Patio de los Naranjos de la Mezquita-Catedral la inauguración de la exposición 'Punto y seguimos. La vida puede más', una muestra que refleja el drama de la trata de personas y tras cuya apertura ha tenido lugar en el aledaño Obispado una charla-coloquio, a cargo de la directora del Departamento de Trata de Personas y del Secretariado de la Subcomisión Episcopal para Migraciones y Movilidad Humana, María Francisca Sánchez.

Ha sido la Delegación Diocesana de Migraciones de Córdoba la que ha programado que el Patio de los Naranjos acoja hasta el próximo 26 de septiembre una exposición itinerante de fotografías, promovida por el mencionado Secretariado de la Subcomisión Episcopal para las Migraciones y Movilidad Humana, a través del Departamento de Trata de Personas, organismo de la Iglesia Católica dedicado a atender personas que son víctimas de la trata de seres humanos.

Dispuesta en cuatro paneles de texto y con 41 fotografías, la exposición quiere poner en evidencia la realidad de la trata de personas narrada en primera persona. Se concibe como un instrumento para visibilizar y sensibilizar a la sociedad ante esta situación de abuso y explotación de personas. La exposición ha recorrido ya 15 diócesis españolas y seguirá su viaje por todo el territorio.

La muestra, que se podrá visitar en horario de mañana y tarde todos los días hasta el próximo 26 de septiembre en el Patio de los Naranjos, presenta tres líneas argumentales, pues, por un lado, ofrece fotografías del drama vivido por las personas que han sufrido la situación de trata, por otro quiere reflejar la esperanza de una vida libre de explotación, y también ofrece las imágenes que reflejan la implicación de la Iglesia y de la sociedad en general con las víctimas.

Las fotografías son obra de Fernando Mármol Hueso, que ha dedicado su tiempo, esfuerzo y cualidades, tanto a la realización de las fotografías, como a su posterior montaje. Las imágenes están acompañadas de palabras de las personas que han sido víctimas de la trata, plasmadas en frases. Con esta participación de las personas, con nombres ficticios para no desvelar su identidad, se pretende construir un relato en imágenes haciendo partícipes a los protagonistas.

Según datos de la Subcomisión Episcopal de Migraciones, la trata de personas representa un negocio que mueve millones de euros, el segundo a nivel mundial después del tráfico de armas. Esta forma de explotación somete a miles de personas a situaciones de esclavitud que atentan contra su dignidad y vulnera derechos fundamentales.

Cada año son captados hombres y mujeres en sus países de origen para ser sometidos a explotación sexual, laboral, tráfico de órganos o matrimonios forzados. Se estima que solo una de cada veinte personas víctimas de la trata es identificada.

El obispo inaugura en el Patio de los Naranjos de la Mezquita una muestra fotográfica...