lunes. 15.04.2024

CÓRDOBA, 16 (EUROPA PRESS)

La Consejería de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural, en su apuesta por las aguas regeneradas, está cumpliendo su "hito" de promover a través de la colaboración público-privada la conexión del regadío a las aguas regeneradas y se hace como ha explicado la consejera, Carmen Crespo, "sin dejar a nadie atrás, a fin de que todas las comunidades de regantes andaluzas tengan esta oportunidad única de contar con un nuevo y eficiente recurso hídrico".

De hecho, el Ejecutivo andaluz ha concedido esta semana ayudas por valor de 5,8 millones de euros a dos comunidades de regantes cordobesas que se encuentran dentro la cuenca estatal de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, beneficiándose de ellas cerca de 300 agricultores, informa la Junta en una nota de prensa.

Estas subvenciones facilitan "una mayor eficiencia a los regadíos abastecidos con aguas regeneradas, así como un sello verde a nuestro sector agrícola para el mantenimiento de ese liderazgo, sostenibilidad y competitividad en los mercados internacionales que priman estas acciones de circularidad del agua", explica Crespo. Además, en el caso concreto de la provincia de Córdoba, va a permitir que "unas 1.530 hectáreas de cultivo se beneficien de estas nuevas inversiones".

En cuanto al volumen de aguas regeneradas, se estima que los proyectos respaldados por el Gobierno andaluz aportarán al campo cordobés hasta 2,22 hm cúbicos al año. Para ello, los regantes tienen previsto invertir un montante económico global que supera los 9,6 millones de euros.

En concreto, las entidades beneficiarias de estas ayudas se encuentran en los términos municipales de Cabra (1,8 millones de euros de subvención para 28 comuneros con cerca de 496 hectáreas de cultivo); Cañete de las Torres y Bujalance (casi 1,6 millones de ayuda, 51 agricultores y 422,4 hectáreas); Priego de Córdoba, Fuente Tójar y Luque (1,8 millones de subvención, 149 regantes y 484 hectáreas); y Carcabuey (493.400 euros de ayuda, 64 comuneros y casi 130 hectáreas).

Estos incentivos, que se enmarcan dentro de las prioridades de la política de agua y de modernización del regadío andaluz que tiene en marcha la Consejería, entre otros objetivos busca "incidir de forma directa en el aprovechamiento del binomio agua-energía, y mejorar así la huella hídrica de la actividad agrícola y su contribución al medio rural con agricultura eficiente y cada vez más sostenible", explica la consejera.

A nivel regional, se benefician de las subvenciones de la Junta un total de nueve comunidades de regantes andaluzas que aglutinan a 877 agricultores y van a generar una inversión en el sector agrícola que roza los 28 millones de euros. Los proyectos subvencionados por la Consejería de Agricultura impactarán en una superficie de cultivo superior a las 4.350 hectáreas para cuyo riego se utilizarán 6,65 hm cúbicos de aguas regeneradas al año.

La Junta de Andalucía continúa mostrando su apoyo al sector agrario ante el contexto de incertidumbre climática derivada, principalmente, de la irregularidad pluviométrica y la sequía generalizada. Como vía para encontrar soluciones alternativas que garanticen el suministro de agua constante y seguro a las explotaciones agrícolas, la Consejería apuesta por la circularidad del agua, que permite aprovechar las aguas regeneradas para aportar recursos adicionales, fiables y resilientes que mejoran la autosificiencia.

Gracias a este compromiso del Gobierno andaluz con el aprovechamiento de nuevas fuentes hidrícas, a principios de 2024 se habrán puesto en circulación en la región un total de 38,5 hm cúbicos de aguas regeneradas para el riego.

II PLAN DE AGUAS REGENERADAS DE ANDALUCÍA

La segunda fase del Plan de Aguas Regeneradas de Andalucía tiene previsto iniciar nuevas obras a partir del próximo año y hasta 2027 y permitir la entrada en circulación para el regadío, como mínimo, de 68 hm cúbicos más de aguas regeneradas, lo que superaría el centenar de hm cúbicos nuevos y exclusivos para la agricultura, el turismo y la industria.

Todas las provincias andaluzas estarán incluidas en este plan con nuevos proyectos, como la ejecución de los terciarios de la EDAR de Toyo y Bobar en Almería capital, el Adra y Balerma; el terciario de Nerja y la planificación de la EDAR de Málaga norte y el Guadalhorce; el terciario de la EDAR de Huelva capital, así como como los de La Línea de la Concepción y Algeciras, en Cádiz, que contribuirán al sector industrial del Campo de Gibraltar, especialmente en el desarrollo del hidrógeno verde.

En el caso de Córdoba, Sevilla y Jaén, la Junta de Andalucía está a la espera de las concesiones definitivas de 20 hm cúbicos de aguas regeneradas a los regantes de estas provincias por parte de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, con el compromiso de ejecutar los terciarios necesarios que faciliten la llegada del nuevo riego para los agricultores.

La Junta ayuda a casi 300 regantes de la CHG de Córdoba para su conexión a aguas...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad