lunes 29/11/21

Castells señala la importancia de la transformación digital para que Europa no siga "subordinada en el concierto global"

El ministro de Universidades, Manuel Castells, ha puesto de manifiesto este jueves la importancia de que la Unión Europea (UE) avance en materia de transformación digital, pues "sin un relanzamiento económico, tecnológico y de gestión" las naciones europeas "seguiremos siendo relegadas paulatinamente a una posición subordinada en el concierto global".

CÓRDOBA, 4 (EUROPA PRESS)

El ministro de Universidades, Manuel Castells, ha puesto de manifiesto este jueves la importancia de que la Unión Europea (UE) avance en materia de transformación digital, pues "sin un relanzamiento económico, tecnológico y de gestión" las naciones europeas "seguiremos siendo relegadas paulatinamente a una posición subordinada en el concierto global".

Así lo ha expresado Castells durante su participación telemática con la ponencia 'Europa en la nueva economía global' en el XX Congreso de Directivos de la Confederación Española de Directivos y Ejecutivos (CEDE), en el Palacio de Congresos de Córdoba y presentado por Ramón Adell, vicepresidente de la Fundación CEDE, donde ha señalado que "aunque la pandemia aún sigue ahí, con grandes diferencias entre países y regiones del mundo, algunas de sus consecuencias sobre la nueva economía global ya pueden decretarse".

En este sentido, el ministro ha expresado que "la interdependencia global de las economías y las sociedades se ha manifestado de forma definitiva", ya que "no hay posibilidad real de cerrar fronteras contra desafíos tan esenciales como pandemias, el cambio climático o las crisis financieras". Además, ha agregado, "el papel de lo público se ha revelado como la infraestructura básica de nuestras vidas, en particular en lo que se refiere a la ciencia y en la investigación, a la salud y a la regulación de actividades estratégicas".

El titular de Universidades ha recalcado que "la digitalización del conjunto de la actividad humana, construyendo un sistema híbrido entre lo digital y lo presencial, modifica la organización de las empresas, la educación, la Administración, el entretenimiento, la cultura y, en cierto modo, afecta cada vez más a la organización territorial".

Tal y como ha comentado, "la globalización es una red de procesos y actividades" y de la construcción de "una red de estados y de las políticas de cada uno y de sus interacciones y estrategias depende la dirección del nuevo mundo en el que entramos, tal y como sucedió tras la Segunda Guerra Mundial". En este sentido, ha afirmado, "la más importante construcción institucional del nuevo mundo es la Unión Europea, como núcleo del conjunto histórico cultural que llamamos en Europa".

En este contexto, Castells ha detallado que "la Unión Europea representa tan solo el 5,6 por ciento de la población mundial", su PIB es inferior al de China y al de Estados Unidos, las tasas de crecimiento proyectadas también son menores y sus universidades, excepto las británicas, "apenas aparecen entre las 20 primeras del mundo y son muy minoritarias entre las 100" mejores.

Sin embargo, ha subrayado, "Europa ejerce un claro liderazgo en términos de valores, de derechos humanos, de principios democráticos, de igualdad social, de solidaridad global y de preservación de la paz y de la conservación del planeta". Por todo ello, ha agregado, "sin un relanzamiento económico, tecnológico y de gestión seguiremos siendo relegadas paulatinamente a una posición subordinada en el concierto global".

"VALORES EUROPEOS"

Para que los valores europeos puedan contribuir a crear un mundo mejor "deben estar apoyados en una nueva capacidad económica, tecnológica y científica que nos integre dinámicamente en las redes globales de desarrollo sostenible en condiciones de igualdad con los mejores", ha asegurado el titular de Universidades, motivo por el que ha dicho que "el progreso y el bienestar depende del incremento de la productividad y sobre la base de esta productividad, de la competitividad de las empresas, que se manifiesta a partir de la creación de nuevos mercados y de la ampliación en la cuota de mercados".

"La revolución tecnológica y de la información en la que vivimos desde hace cuatro décadas podría incrementar sustancialmente la productividad y, por tanto, el progreso material y espiritual de nuestras sociedades", ha declarado el ministro, que ha añadido que "la transformación organizativa y la cualificación correspondiente de los recursos humanos depende esencialmente de la educación y, en particular, de la educación superior". Es por ello que "las universidades líderes en todo el mundo han estado estrechamente vinculadas a la revolución tecnológica y a la optimización de sus resultados".

"REDES FLEXIBLES"

Al respecto ha señalado que "la digitalización no sirven de mucho si no va asociada a una transformación organizativa correspondiente, que es la organización en redes flexibles de integración y gestión, en la empresa, con otras empresas, con los mercados y con los proveedores escala global local en tiempo real".

En conclusión, ha finalizado Castells, la recuperación de la pandemia "es un momento de transformación y así lo entienden las instituciones europeas con las que nuestro Gobierno colabora estrechamente". "Lo esencial de esa transformación es la construcción de una interacción sinérgica entre transformación digital" y, en particular la inteligencia artificial que llega nivel poder de desplegarse en todos los ámbitos, "junto con la conectividad 5G+". "Sobre esa base, una recualificación masiva de los recursos humanos", se da "respuesta a los retos sociales, de sanidad y ecológicos que se traducen, por cierto, en nuevos mercados".

Castells señala la importancia de la transformación digital para que Europa no siga...