jueves. 30.05.2024

ALMERÍA.- El Ayuntamiento de Almería ha sacado a licitación las obras para la urbanización de la Plaza de la Constitución, conocida como la Plaza Vieja, por un importe de 2.553.791,02 euros y un periodo de obras de ocho meses una vez que se formalice el contrato para estos trabajos con los que se finalizarán las obras de la Casas Consistoriales de Almería, iniciadas hace 21 años.

La remodelación de la plaza bajo el proyecto redactado por el estudio Ordaz Arquitectura, en el cual se conserva el arbolado existente así como el monumento a los Mártires por la Libertad 'Los Coloraos', permitirá la reconfiguración de los espacios pavimentados, junto con la necesaria renovación de infraestructuras.

El proyecto "largamente esperado" permitirá realzar "uno de los espacios más emblemáticos de nuestra ciudad, que preserva su actual configuración, mejora la superficie y aumenta la importancia de la vegetación e iluminación", ha indicado en rueda de prensa la portavoz del equipo de gobierno, Sacra Sánchez. La licitación se prolongará hasta el 6 de mayo.

El objetivo es dotar a este espacio de "la calidad urbanística y ambiental que exige su simbolismo en el conjunto urbano como sede de la Casa Consistorial", según recoge la memoria del proyecto, consultado por Europa Press y al que la Gerencia Municipal de Urbanismo dio su visto bueno el pasado 22 de febrero.

La alcaldesa de Almería, María del Mar Vázquez, ya manifestó su interés por que las obras puedan estar finalizadas de cara al verano de 2025, de modo que las mismas puedan iniciarse en septiembre de este año, lo que supondría dejar el espacio libre para los actos conmemorativos entorno al 'Pingurucho' por el bicentenario de Los Coloraos, que se celebrarán el 24 de agosto.

De los cerca de 5.000 metros cuadrados con los que cuenta el espacio, unos 1.500 se destinarán a la zona central de la plaza, donde se distribuye el arbolado y la columna conmemorativa, mientras que otros 853 metros cuadrados se corresponden con los accesos a la plaza, 836 metros cuadrados con la zona bajo soportales, 749 para el tránsito rodado, 560 para zonas estáticas y 446 metros cuadrados para mesas de hostelería.

La propuesta aboga por una plaza en la que el pavimento forma una gran alfombra de formas geométricas que permite la integración del monumento, los ficus y las palmeras mediante conjuntos con vegetación ornamental y zonas de sombra bajo los árboles, sentido en el que se colocarán bancos de piedra para el descanso.

El pavimento formado por piezas de piedra de distinto tamaño y geometría conformarán un mosaico pixelado que, visto en altura, revela el Sol de Portocarrero o Sol de Villalán, lo que supone uno de los principales atractivos de la propuesta. El sol mirará hacia la fachada principal de la Casa Central, como elemento arquitectónico principal del conjunto.

La actuación elevará la cota central de la plaza a fin de salvaguardar los restos arqueológicos existentes en el subsuelo. Alrededor del mencionado símbolo se organiza el tráfico eventual rodado, que da acceso a los vehículos institucionales y de emergencias.

Entre esta banda de tráfico rodado eventual y las fachadas de los edificios, se sitúan las terrazas de cafeterías que dan servicio a los locales que se destinen a hostelería.

De esta forma, el soportal perimetral que en la actualidad se encuentra interrumpido por mesas, quedará liberado, para el tránsito peatonal cubierto. Para ello, en los soportales se realiza una intervención general para conseguir la unidad y uso público, mediante recuperación de la sillería de las arcadas y un revestimiento de madera natural en los techos.

TRABAJOS EN EL ENTORNO

El proyecto contempla ciertos trabajos en el entorno de la plaza, como la peatonalización de la calle Juez en su tramo entre la calle Arráez y calle Almanzor, lo que posibilitará un acceso para los peatones desde la Plaza Vieja hasta la Alcazaba.

En el acceso a la Plaza de la Administración Vieja, se propone unificar a un mismo tono el pavimento y la iluminación. Esta plaza es la puerta de entrada a la Almedina, por lo que sugiere también instalar en el pavimento un plano explicativo de la ciudad antigua, grabado en plancha de bronce o latón.

El acceso a la plaza por Calle Marín supondrá el único acceso rodado. La propuesta en este lugar pasa por generar un espacio a nivel que conjugue el tránsito rodado restringido a vehículos oficiales y de emergencias con el tránsito peatonal, para lo que se incluye una banda de cinco árboles. Por su parte, se propone mantener como está la calle Jovellanos.

EUROPA PRESS

Salen a licitación las obras para la remodelación de la Plaza Vieja de Almería por más...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad