domingo 5/12/21
El 26 de noviembre, en el Paraninfo de la UAL, se someterán a debate y aprobación las cuentas de 2019, 2020 y la votación de una nueva Junta Directiva y presidencia

La presión social y judicial vencen y Verdiblanca repetirá elecciones y asambleas

María José López Sánchez, portavoz del colectivo y precandidata a la presidencia junto a José Gómez Amate, fundador de  Verdiblanca, durante la asamblea abierta celebrada recientemente con socios de la organización
María José López Sánchez, portavoz del colectivo y precandidata a la presidencia junto a José Gómez Amate, fundador de Verdiblanca, durante la asamblea abierta celebrada recientemente con socios de la organización

ALMERÍA.- La presión social organizada desde el colectivo de Socios por el Cambio de Verdiblanca, que fueron los promotores de la intervención judicial que ha llevado tanto a la repetición por sentencia firme de las asambleas y elecciones realizadas en fraude, han provocado la convocatoria de un viernes crucial para el futuro de la organización, un “superviernes” en el que se llevarán a cabo una tras otra las asambleas que deben poner en orden las cuentas de 2019, las de 2020 y las elecciones que renovarán la Junta Directiva y con ello la presidencia de la organización. “Para nosotros es un éxito no el hecho de que se ponga fin a esta época oscura en la que hasta se han amañado unas elecciones que un juzgado ha tenido que anular, lo nunca visto en nuestra organización. El éxito real es que los socios vamos a poder decidir, de una vez por todas, sobre el presente y futuro de nuestra organización. El éxito real es que tenemos la oportunidad de dejar atrás la que sin duda es la etapa más oscura que se ha vivido en Verdiblanca”, afirma María José López Sánchez, portavoz del colectivo y precandidata a la presidencia.

Verdiblanca se encuentra en estos momentos con las cuentas de los dos últimos ejercicios sin aprobar pese a ser uno de los requisitos inexcusables en sus contratos y subvenciones con diferentes administraciones públicas, con un proceso electoral anulado por hacerse al margen de los estatutos de la propia organización, y con el presidente de la asociación, Antonio Sánchez de Amo, imputado criminalmente por un delito de administración desleal que se instruye a instancias de la propia Fiscalía de Almería. 

“El problema, y no han querido darse cuenta, es que esta organización no está para el uso y disfrute de las personas que están al frente, sino de los socios, de esos a los que se representa, para aquellos para quienes se creó la organización, a quienes hay que integrar, apoyar y preparar, y ese es el rumbo que se ha perdido y que nos va a costar recuperar”, afirma López Sánchez, quien advierte que “la situación es tan caótica que no hemos dado crédito a que quienes han acompañado a Sánchez de Amo en este turbio camino no hubiesen forzado la creación de una gestora, y sólo ahora, cuando ya saben que no hay más recursos a los que apelar judicialmente para mantener su situación de interinidad, es cuando por fin se abre la puerta a la renovación”. 

La celebración de un “súperviernes” en Verdiblanca es una de las opciones que se barajaron en la reciente asamblea abierta celebrada por el colectivo de Socios por el Cambio, ya que se esperaba una maniobra del actual presidente que intentase minimizar la gravedad de la situación. En este sentido, la portavoz y precandidata María José López Sánchez aclara que “estamos preparados, tenemos el conocimiento, las ganas, los recursos y el apoyo de quienes llevaron a esta organización hasta lo más alto, que es donde volveremos. Lo haremos recuperando los principios, los valores de nuestra organización, que no son otros que nuestros socios, los servicios que debemos prestarles y mostrándonos a la sociedad como lo que somos, un colectivo con capacidades sobradas para salir adelante y colaborar para que nadie se quede atrás”, concluye la portavoz.

La presión social y judicial vencen y Verdiblanca repetirá elecciones y asambleas
Comentarios