miércoles 25/11/20

Una detención grabada en video pone en evidencia la crispación en el ocio nocturno

El incumplimiento de las medidas de prevención en el interior de locales lleva a actuaciones policiales de muy difícil gestión

Agentes de la Policía Nacional de Almería han detenido y puesto a disposición judicial a uno de los responsables del establecimiento Carmina Burana, en el Paseo de Almería, tras un altercado que se produjo el pasado domingo y que derivó en un forcejeo con la dotación policial que se desplazó hasta el lugar para llevar a cabo la actuación.

Las redes sociales se han convertido en el espacio por el que circulan las distintas versiones sobre los hechos ocurridos, pero un video grabado en el momento de la detención se ha convertido en la prueba principal del forcejeo. Todo apunta a que el altercado tiene su origen en una queja por el exceso de aforo y el comportamiento de algunos clientes respecto a las medidas de prevención para el contagio de Covid, tanto en lo que se refiere al uso de mascarillas como a distancias de seguridad.

Los agentes que intervinieron identificaron a los responsables del establecimiento y en el transcurso de este proceso uno de ellos se sintió agredido por otra de las personas que actuaron en representación del establecimiento, hasta el punto de forcejear con éste, que finalmente fue reducido e introducido en el vehículo policial para su posterior traslado a la Comisaría de Policía.

Los hechos que se aprecian en el video se han traducido en una denuncia por delito de desobediencia y resistencia a la autoridad, pero más allá de las consecuencias judiciales, lo ocurrido en el paseo de Almería a las once de la noche del domingo, pone en evidencia el grado de crispación al que se ha llegado por la incompatibilidad entre las medidas para frenar el avance de la pandemia de Covid y el comportamiento de clientes en locales de ocio nocturno.

Este fin de semana, el primero del nuevo estado de alarma con toque de queda a las once de la noche, se convertirá en una nueva prueba de fuego para establecimientos, clientela y defensores del endurecimiento de medidas de limitación al ocio nocturno hasta que finalice el riesgo de contagio.

Una detención grabada en video pone en evidencia la crispación en el ocio nocturno
Comentarios