viernes. 07.10.2022

Intervención de Coves

ALMERÍA.- La senadora socialista por la Comunidad Autónoma de Andalucía, Fuensanta Coves, defendió esta mañana la subasta de medicamentos impulsada por el Gobierno de Andalucía frente al acoso del Ejecutivo central y aseguró que “esta medida no rompe la unidad de mercado sino el mercado del PP”. Coves presentó una moción en el Pleno de la Cámara que fue apoyada por todos los grupos parlamentarios, a excepción del PP que la rechazó y, al tener mayoría absoluta, logró tumbar la propuesta socialista.

Coves comenzó su intervención reclamando la dimisión de la Ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Ana Mato, por los regalos recibidos dentro de la trama Gürtel, según un informe de la Policía. “Que un miembro del Gobierno, puntualizó, haya aceptado que una trama corrupta pague sus gastos personales y familiares es motivo de dimisión en cualquier país democrático. Si además es la Ministra que está boicoteando a las Comunidades Autónomas que utilizan formas de ahorro en su gasto farmacéutico que, además, no suponen merma en los servicios sanitarios que se prestan y que en cambio prefiere el copago a los colectivos más desfavorecidos, resulta sencillamente indignante. La señora Mato ya puede marcharse tranquila, ya se ha ganado un lugar en la historia de la política sanitaria de nuestro país”. En esta misma línea, la parlamentaria del PSOE, afirmó que el PP tiene un problema con la corrupción e instó a sus dirigentes a asumir su responsabilidad y a depurar a las personas imputadas”.

Durante su exposición, recordó que en 1986 se aprobó en el Congreso de los Diputados la Ley General de Sanidad y subrayó que los españoles hemos disfrutado desde entonces de un sistema sanitario público, universal y gratuito, gracias al gobierno socialista de Felipe González. A su juicio, “este sistema es hoy en día más necesario que nunca con seis millones de parados en España y con una crisis económica como no habíamos conocido antes. Ahora tenemos mayores necesidades de cuidados en salud y además, cada vez hay más gente que carece de medios para acercarse a la medicina privada”.

Pese a ello, apuntó que el Gobierno ha argumentado que nuestro sistema sanitario actual no es sostenible, que se trata de un despilfarro y que tenemos que aplicar medidas de ahorro para cumplir el principio de estabilidad y concluyó que “el PP ha entrado a saco en la privatización del sistema de salud”.

Fuensanta Coves desmintió con rotundidad la idea de que la sanidad española no es rentable y de que la eficacia de la sanidad privada es más eficiente que la pública. En este sentido, aseguró que la privatización sanitaria incrementa notablemente los costes de los servicios sanitarios a medio plazo y lo que es peor, empeora la calidad de la atención sanitaria. Por todo ello, se preguntó cuál es la razón de ese afán privatizador de la derecha y argumentó que la respuesta es 90.000 millones de euros. “La sanidad es un gran negocio, nada menos que 90.000 millones de euros están en juego y el PP quiere participar de ello”.

A continuación, explicó que el Ministerio ya ha comenzado con la aprobación del Real Decreto Ley 16/2012 que rompe el principio de la Sanidad pública, universal y gratuita al introducir los copagos, y de esta manera se va acostumbrando a los ciudadanos a la cultura del pago para ir pasando progresivamente de un sistema público a un aseguramiento privado con el fin de desmantelar el estado de bienestar y castigar a los colectivos más desfavorecidos. ”Este es el modelo sanitario del PP: la privatización, sin eufemismos”.

Coves indicó que “en el Partido Socialista seguimos creyendo en una Sanidad pública, universal y gratuita y, por eso, allí donde gobernamos ni se cierran urgencias, ni se aplica el euro por receta y, por supuesto, no se entrega la atención primaria ni hospitalaria a manos privadas. Eso sí, en aras del cumplimiento del compromiso por la estabilidad presupuestaria se buscan fórmulas que sin rebajar derechos ni prestaciones a los ciudadanos permitan ahorrar de manera eficiente en el gasto sanitario. Este es nuestro modelo: creemos en la eficiencia y la sostenibilidad de nuestro sistema público de salud”.

La senadora socialista destacó que así se ha venido haciendo en Andalucía donde desde hace más de 10 años se trabaja en la estrategia del uso racional del medicamento. Una de las primeras medidas que se pusieron en marcha fue la prescripción por principio activo que ha permitido ahorrar en este tiempo más de 1.000 millones de euros a la Comunidad. Hoy, afortunadamente esta medida se ha extendido al resto del país.

Fuensanta Coves señaló que se pueden seguir explorando nuevas fórmulas de ahorro en la factura farmacéutica dado que ésta supone nada menos que el 21% del total del gasto sanitario y que además en los años previos a 2008 las ganancias de la industria farmacéutica superaban los dos dígitos. Hay por tanto margen de ahorro sin reducir plantillas y sin renunciar a derechos asistenciales.

En esa dirección se enmarca la siguiente medida puesta en marcha en Andalucía: la conocida como subasta de medicamentos y que básicamente consiste en la adjudicación por concurso público de los medicamentos que se dispensan en las farmacias andaluzas mediante receta. Se pretende aprovechar la economía de escala al adquirir medicamentos para ocho millones de usuarios. De nuevo una iniciativa innovadora que permitiría ahorrar 200 millones de euros en el capítulo de farmacia de Andalucía pero que no merma la calidad del servicio de salud ni rebaja las prestaciones y derechos.

Coves denunció que esta medida valiente y audaz ha sido sistemáticamente boicoteada por el Gobierno de la nación que hasta en dos ocasiones ha recurrido esta norma al Tribunal Constitucional. Primero fue la Resolución del Gerente del SAS que propició la primera subasta de medicamentos y, después, el Decreto Ley de Medidas Urgentes de Farmacia que la posibilita.

La parlamentaria del PSOE recalcó que en esos dos recursos el TC ha dado la razón a la Junta de Andalucía al levantar la suspensión cautelar que impedía la subasta y destacó que no se puede ser más claro y contundente sobre lo que significa la subasta de medicamentos. A su juicio, se trata de una medida innovadora que protege los derechos y el bolsillo de los andaluces y frente a esta iniciativa, el Gobierno de la Nación prefiere blindar los beneficios de las grandes multinacionales e implantar el copago a los y las ciudadanas. “Son dos formaciones políticas (PSOE y PP) y dos modelos sanitarios (público o privado)”, apostilló.

Por último, Fuensanta Coves aclaró la apuesta de su grupo político por los derechos de los ciudadanos frente a los intereses de las grandes farmacéuticas, por la reducción en los márgenes de beneficios de las multinacionales frente al copago de los medicamentos y por la sanidad pública, universal y gratuita frente al negocio en la sanidad.

Coves defiende en una moción la subasta de medicamentos de Andalucía
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad