lunes. 05.12.2022

Condenado por arremeter ebrio contra dos agentes en un aparcamiento junto al colegio de Alhama

Un hombre de 41 años ha sido condenado a dos años y tres meses de prisión después de que acometiera con su vehículo contra dos agentes de Policía Local cuando se encontraba ebrio tras haber llegado al aparcamiento situado junto al colegio Inmaculada Concepción de Alhama de Almería (Almería) "a gran velocidad" y "realizando tres trompos" cuando había en el lugar numerosos padres que iban a recoger a sus hijos al centro escolar, los cuales tuvieron que apartarse para no ser atropellados.

ALMERÍA, 25 (EUROPA PRESS)

Un hombre de 41 años ha sido condenado a dos años y tres meses de prisión después de que acometiera con su vehículo contra dos agentes de Policía Local cuando se encontraba ebrio tras haber llegado al aparcamiento situado junto al colegio Inmaculada Concepción de Alhama de Almería (Almería) "a gran velocidad" y "realizando tres trompos" cuando había en el lugar numerosos padres que iban a recoger a sus hijos al centro escolar, los cuales tuvieron que apartarse para no ser atropellados.

La sentencia, consultada por Europa Press y dictada en firme, condena al acusado por un delito contra la seguridad vial o otro de atentado contra los agentes de la autoridad, con la agravante de reincidencia en este último caso puesto que el hombre había sido condenado anteriormente por desobediencia, aunque también tiene en cuenta las atenuantes de reparación de daño al haber indemnizado previamente a los agentes, y la de embriaguez.

Los hechos tuvieron lugar el pasado 25 de marzo, cerca de las 14,00 horas, cuando los padres acudieron a colegio ante la inminente salida de sus hijos para recogerlos. Fue entonces cuando el acusado llegó al parking de su coche a toda velocidad y efectuando filigranas con el automóvil, lo que fue observado por los agentes de Policía Local que se encontraban allí para custodiar la hora de salida del colegio.

Así, ambos se acercaron al conductor al que pidieron que parara el motor y mostrara su documentación, momento en el que el acusado "acelera, da marcha atrás y acomete" contra uno de los policías, que salió "despedido" y cayó al suelo.

Mientras que el vehículo seguía la marcha atrás, el otro agente intentó quitar la llave del contacto, si bien el acusado esgrimió en ese momento un cuchillo de unos 15 centímetros que llevaba en el interior de la chaqueta para impedírselo.

El acusado siguió de este modo la marcha atrás "sin control" y "con numerosos padres cerca esperando a sus hijos" hasta que finalmente fue reducido por los agentes, que lo detuvieron.

No obstante, mientras que estos esperaban el apoyo de una patrulla de la Guardia Civil, el hombre consiguió quitarse un grillete de la mano y salir "corriendo a gran velocidad" hasta que se resbaló. Cuando uno de los agentes acudió en su auxilio, lo empujó para hacerle caer al suelo, antes de conseguir huir. El hombre fue detenido posteriormente por agentes de la Guardia Civil.

Como consecuencia de estos hechos, los policías locales sufrieron lesiones leves y desperfectos sen sus teléfonos móviles. Además de la pena privativa de libertad, al acusado también condenado por quebrantamiento y lesiones leves, se le ha inhabilitado un año y medio para la conducción y se le han impuesto 14 meses de multa con un pago diario de seis euros, además de las costas y una indemnización, abonada antes del juicio, de 300 euros a favor de los agentes. La juez otorgó un plazo de diez días a la defensa para solicitar la suspensión de la pena.

Condenado por arremeter ebrio contra dos agentes en un aparcamiento junto al colegio de...
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad