miércoles 8/12/21

 

ALMERÍA.- En el próximo pleno del Ayuntamiento de Almería, se llevará a cabo la aprobación de la nueva ordenanza de bienestar animal por parte de la concejalía de sostenibilidad ambiental.

Dicha ordenanza está plagada de puntos que no se corresponden a lo que se espera de un Ayuntamiento del S.XXI. Tanto el Grupo Municipal de Podemos como la gran mayoría de asociaciones animalistas coinciden en que el texto es un agravio y un despropósito para los derechos e intereses de los animales.

“Nosotros aspiramos a la abolición del maltrato animal, pero admitimos el proteccionismo como paso previo y pragmático para su consecución. También debemos ser conscientes, en el marco de la nueva ordenanza, de que el Anteproyecto de Ley de Bienestar Animal está en fase de exposición pública por lo que, consideramos, el texto final ha de adecuarse a la normativa que emane de la próxima Ley de Bienestar Animal” afirma Mateos.

También exigen la adopción de medidas concretas, como, por ejemplo: el Sacrifico Cero de animales, coordinación con los Ministerios y legisladores responsables de Agricultura, Ganadería y Pesca y Ministerio de Transición Ecológica, implantación obligatoria del CER (Captura, Esterilización y Retorno) como clave del método ético de gestión de las colonias felinas. 

Carmen Mateos afirma que ha hablado con varias asociaciones animalistas, entre ellas “Seven Lives”: “Coincidimos en que esta nueva ordenanza es un varapalo para todas las personas que llevan mucho tiempo luchando por que Almería se sume a las ciudades con ordenanzas animales acordes a los nuevos tiempos. Debemos suprimir el sacrificio por la eutanasia, no se han buscado ordenanzas positivas para los animales y tampoco se busca la gestión óptima de las colonias felinas”.

En esta ordenanza no se apuesta por la prohibición de espectáculos con animales, ni se pretende invertir en concienciar a la gente de que una ciudad donde se cuida y protege a los animales, es una ciudad mejor.

La portavoz apuesta por una tenencia responsable donde las personas propietarias y poseedoras garanticen y aseguren el bienestar de los gatos y su calidad de vida conforme a sus necesidades etológicas y fisiológicas. 

“Esta ordenanza es papel mojado en cuanto a bienestar animal. Almería no merece dar pasos hacia atrás en estas cuestiones. Lucharemos junto con los colectivos animalistas para que nuestra ciudad, tarde o temprano, se convierta en un ejemplo de respeto por los derechos de los animales” ha concluido Carmen Mateos.

Carmen Mateos considera un retroceso la nueva ordenanza de bienestar animal en Almería
Comentarios