martes 18/1/22

ALMERÍA.- La entidad Servicios Hídricos tiene previsto empezar a producir con un bastidor los primeros cinco hectómetros cúbicos de agua desalada el próximo verano a través de la desaladora Mar de Alborán para, a partir de ahí, aumentar progresivamente la producción hasta alcanzar la capacidad máxima de la planta en 2023.

Así lo ha trasladado la entidad en una nota tras el encuentro mantenido con las comunidades de regantes para darles a conocer los avances del proyecto de rehabilitación de la desaladora tras el traspaso de la comunidad de regantes Rambla Morales, que ha sido incluido por la Junta de Andalucía en el Plan Hidrológico 2021-2027 como nuevo recurso hídrico de la zona.

El director de Aqualia en Almería, José Colomina, ha destacado este hito, ya que el documento prevé que en 2027, gracias a los 20 hectómetros cúbicos que aportará Mar de Alborán, junto con el aporte extra de Carboneras, se consiga el equilibrio hídrico del subsistema.

Así, han asegurado que están "prácticamente finalizadas" con las diferentes administraciones públicas todas las "complicadas gestiones" de traspaso desde la comunidad de regantes Rambla Morales a Servicios Hídricos.

Además, se han firmado ya los contratos de suministro de energía eléctrica a la planta, que fue un "hándicap" que en el pasado impidió que la desaladora funcionase al tener que alimentarse a través de generadores "que salieron ardiendo". Este suministro eléctrico se complementará con la futura planta de "energía verde" que está prevista construir en el proyecto.

Colomina ha dado cuenta también del avance de los trabajos de rehabilitación de redes de distribución de agua y balsas de almacenamiento que se está llevando a cabo desde hace meses, así como de las medidas de seguridad que se están implantando en las instalaciones, como el vallado perimetral de las balsas para impedir el acceso a personal no autorizado y evitar cualquier accidente.

En el acto también se avanzaron otros aspectos como la apertura de una oficina de atención al usuario en los próximos meses. Esta oficina dará servicio a los regantes en todas aquellas gestiones que necesiten realizar sobre el suministro de agua desalada.

El director de la desaladora, Paco Urquijo, compartió con los asistentes los avances a nivel tecnológico que se están realizando en la infraestructura, donde se "prioriza la inversión, aunque sea alta, en equipos y tecnologías que posteriormente aporten un mayor rendimiento y eficiencia energética, lo que después redundará en poder optimizar el precio del agua resultante sin merma alguna de calidad".

Así, se ha rediseñado la instalación de media tensión con una mayor capacidad y adecuándola a las nuevas necesidades, se han cambiado las turbinas por cámaras isobáricas para mejorar la eficiencia en la recuperación de energía de un 74 por ciento a un 96 por ciento, o se van a instalar membranas fabricadas con nanotecnología, que garantizan una mayor eliminación de sales y niveles de boro por debajo de 1ppm, y permiten ahorrar hasta un diez por ciento en el consumo de energía eléctrica.

EUROPA PRESS)

La desaladora Mar de Alborán prevé producir cinco hectómetros de agua desde el próximo...
Comentarios