domingo. 03.07.2022

ALMERÍA.- La concejal de Urbanismo e Infraestructuras del Ayuntamiento de Almería, Ana Martínez Labella, espera que las negociaciones sobre la financiación sobre la segunda fase del soterramiento de las vías del tren a su paso por Almería avancen y puedan quedar resueltas a principios de verano una vez que el proyecto básico de actuación ha sido publicado y se prevé contará para los primeros días de julio con un proyecto de ejecución con el que licitar ya las obras.

En declaraciones a los periodistas ante la publicación de las expropiaciones en BOE para llevar a cabo los trabajos, Martínez Labella ha reconocido que la parte técnica del proyecto avanza "francamente bien" y está "prácticamente cerrado", mientras que "la gran problemática" sigue en la financiación de los trabajos, ya que en el marco de la sociedad Almería Alta Velocidad (AAV), el Ayuntamiento de Almería y la Junta de Andalucía solicitaron una revisión ante la entrada de fondos europeos.

La concejal ha indicado que durante la última reunión técnica se trasladó la intención de contar con el proyecto de ejecución para este verano, por lo que confía en que durante el próximo mes y medio se pueda determinar finalmente con Adif cómo se va a llevar a cabo la financiación de las obras. Es este acuerdo, según ha recordado, el que va a permitir poder comenzar los trabajos, y de momento "no está cerrado y siguen las conversaciones".

Adif, por su parte, ya ha publicado el mapa de expropiaciones que deberá efectuar para poder realizar las obras, el cual implica la adquisición de 111.439 metros cuadrados de suelo así como el uso de 93.800 metros cuadrados adicionales para usos temporales y servidumbre.

Entre los afectados por estas expropiaciones, que avanza 'La Voz de Almería', se encuentran varios propietarios de la calle Ferrobús, así como también Adif, el Ayuntamiento de Almería, la Asociación Gremial Provincial de Autotaxis, Aldi Real Estate o la Sareb, entre otros.

1,8 KILÓMETROS DE VÍA SOTERRADA MÁS

Según recoge el proyecto básico, consultado por Europa Press, la actuación se basa en el soterramiento de la travesía ferroviaria de acceso a la Estación de Almería, prolongando el falso túnel creado en El Puche en 1.868 metros hasta el entorno de la Avenida del Mediterráneo, donde la vía emergerá y conectará con la estación, que permanecerá en superficie. El procedimiento seleccionado obligará de nuevo al corte del tráfico ferroviario.

Pasada la Avenida del Mediterráneo en dirección a la estación, la obra prevé la disposición de un ramal subterráneo alternativo para, en una actuación posterior, facilitar la conexión con el Puerto de Almería. En esta misma zona se incluye una nueva pasarela peatonal sobre la rampa de salida del soterramiento para conectar mejor Sierra de Alhamilla y la calle Elio Antonio de Nebrija.

Así, las obras del canal soterrado supondrán la demolición de los puentes de la Avenida del Mediterráneo, la Autovía del Aeropuerto, la Carretera de Níjar y el paso inferior del Camino de la Goleta, de modo que el tráfico quedará en superficie y se ordenará, principalmente, a través de nuevas rotondas y prolongación de viales.

Durante las obras del falso túnel se dispondrán de itinerarios de desvío provisionales que logren mitigar las afecciones al tráfico y cubran el nivel de servicio que prestan actualmente las estructuras. Además, se ha diseñado un vial en la Avenida Vega de Acá que permitirá la permeabilidad entre la Carrera de los Minerales y la Avenida de Sierra Alhamilla.

NUEVA ESTACIÓN INTERMODAL

La obra incluye igualmente la remodelación de la Estación Intermodal de Almería, con vías y ocho andenes en superficie, para adaptaría para los nuevos tráficos de Alta Velocidad, lo que conlleva la adecuación del cuerpo principal de la estación, con unos 2.950 metros cuadrados en planta baja donde se dispondrán las taquillas, la atención al viajero, aseos públicos, vestíbulo que conecte con el acceso a los andenes, cafetería, locales comerciales y servicio de alquiler de vehículos; y otros 1.886 metros cuadrados en la primera planta, dedicada a dependencias internas.

Para que la nueva estación mantenga su servicio de intermodalidad, se construirá una nueva estación de autobuses de dos plantas con 26 dársenas. En conjunto, el nuevo inmueble contará además con un aparcamiento subterráneo bajo las dársenas de la estación de autobuses en dos plantas con capacidad para 400 vehículo al que se podrá acceder desde la Autovía del Aeropuerto y la Avenida de Sierra de Alhamilla.

La estación histórica quedará finalmente separada por un nuevo vial de doble sentido que comunicará la glorieta Manuel Fraga con la Avenida de Sierra Alhamilla, y donde se dispondrá además la nueva zona de subida y bajada --'kiss&train'-- y la bolsa de taxis. Esta parte de la actuación hace desaparecer el actual puente peatonal blanco que comunica carretera de Sierra Alhamilla con la estación.

La playa de vías que queda frente a la antigua edificación se empleará para establecer una estación de autobuses provisional mientras duren las obras. Esta estación provisional, desplegada sobre 6.400 metros cuadrados, dispondrá de 25 dársenas.

Con esto, el taller de mantenimiento de infraestructuras de Adif quedará desplazado al entorno de El Puche, en los terrenos existentes entre la antigua traza del ferrocarril Linares/Baeza Almería.

EUROPA PRESS

Ayuntamiento de Almería confía en llegar a julio con el acuerdo económico del...
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad